Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Siete inmigrantes ilegales marroquíes mueren ahogados en Ceuta al naufragar una patera

Al menos siete inmigrantes marroquíes fallecieron ayer ahogados en aguas del litoral de Ceuta cuando intentaban cruzar de forma clandestina el Estrecho con dirección a la costa de Cádiz. Por los pasaportes encontrados en los cuerpos se ha podido saber que tenían edades comprendidas entre los 21 y 46 años y procedían de Nador, Casablanca, Tánger, Mequinez y Fez. La frágil embarcación en la que viajaban, una patera que había sido robada la noche anterior, se estrelló contra las escolleras del mismo puerto de Ceuta nada más partir, según fuentes de la investigación.

Los inmigrantes partieron del muelle de pescadores del puerto ceutí a bordo de una patera de cuatro metros de eslora matriculada en Ceuta y de nombre Antonia, cuyo robo había sido denunciado la noche anterior a la Guardia Civil por su propietario. La delegación del Gobierno en Ceuta baraja la hipótesis de que el naufragio se produjera cuando la embarcación se golpeó con las escolleras del muelle de levante por causas que aún se desconocen. En esta zona quedó encallada parte de la patera, además de múltiples restos de madera.Los primeros cinco cuerpos fueron hallados, a primeras horas de la mañana, en una de las dársenas del puerto en la bahía norte, mientras que los dos restantes aparecían casi dos horas más tarde en la playa de San Amaro, cerca del lugar de los hechos. Fueron unos vecinos los que alertaron a la policía cuando observaron el primero de los cadáveres, en torno a la siete y media de la mañana. Funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía, Guardia Civil y del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento de la Ciudad Autónoma intervinieron en las tareas de rescate de los cuerpos y rastreo de la zona del naufragio. Por mar lo hacían dos embarcaciones de Cruz Roja, con tres tripulantes cada una.

El magistrado del juzgado de instrucción número 3 de Ceuta autorizó el levantamiento de los cuerpos y su posterior traslado al depósito municipal, donde se les practicará la autopsia.

El dispositivo de vigilancia y búsqueda desplegado en la zona concluía a última hora de la tarde de ayer, cuando por parte de la Cruz Roja del Mar se consideró que las posibilidades de encontrar más cadáveres era muy reducida. La Guardia Civil asegura que es muy probable que algunos inmigrantes lograran alcanzar la costa y darse a la fuga, ya que se han encontrado restos de ropas mojadas en la orilla de la playa.

El presidente de la Cámara de Representantes de Marruecos, Abdelwahed Radi, de visita en España, afirmó ayer en el Congreso de los Diputados que el flujo de inmigrantes ilegales se debe, entre otros motivos, a que "hay mucho trabajo clandestino que los europeos ya no quieren hacer", por lo que considera que "éste no es sólo un problema marroquí que pueda solucionarse con la prohibición de emigrar". Radi denunció la existencia de una red de acogida para estos inmigrantes ilegales. Según el mandatario marroquí, esta red está compuesta por multitud de empresas europeas que luego emplean a los inmigrantes ilegales y les pagan sueldos bajos con lo que consiguen ser "tremendamente competitivas" a costa de estos trabajadores, que viajan atraídos por "la prosperidad y el lujo" que existe en España y en el resto de la Unión Europea.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de julio de 1998

Más información

  • El presidente del Congreso de Marruecos acusa de cómplices a algunas empresas europeas