ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

miércoles, 1 de abril de 1998

Seis muertos al arrollar un camión a un autobús escolar y una furgoneta cerca de Jerez

  • Dos de las víctimas eran estudiantes y las otras cuatro viajaban en la camioneta

, Seis personas, cuatro de ellas menores de edad, perdieron la vida en una colisión múltiple ocurrida a las siete y cuarto de la mañana de ayer en la N-IV (Madrid-Cádiz) a la altura de Jerez de la Frontera, cuando un camión procedente de Algeciras invadió el carril contrario e impactó contra un autobús con una treintena de estudiantes y una furgoneta de unos vendedores ambulantes. Los cuatro ocupantes del furgón, dos niños y dos adultos, fallecieron en el acto al igual que dos viajeras del autobús. Otras 28 personas resultaron heridas. Sólo 12 permanecen hospitalizadas, dos en estado de coma.

El autobús, de la empresa Autocares Olmo, radicada en la localidad sevillana de El Cuervo, se dirigía a Jerez por la N-IV tras recoger a casi una treintena de estudiantes de entre 15 y 20 años. El autocar llevaba a los chavales a distintos centros de enseñanza de Jerez tras realizar su ruta habitual. Detrás del vehículo escolar viajaba una furgoneta Mercedes Benz con matrícula de Sevilla, ocupada por dos adultos y los dos hijos de uno de ellos. Este vehículo se dirigía a El Puerto de Santa María (Cádiz) para instalar su puesto de venta de zapatos en el mercadillo, ya que los ocupantes se dedicaban a la venta ambulante.En sentido contrario, procedente de Algeciras, circulaba un camión DAF, matriculado en Cádiz, perteneciente a la empresa Realsa AT, y que era conducido por un joven de 23 años. El siniestro tuvo lugar en el kilómetro 619,2 término municipal de Jerez de la Frontera-, en una curva precedida de una pronunciada pendiente, cuando, por causas que todavía se desconocen, el conductor del vehículo pesado perdió el control del mismo.

El camión invadió el carril de sentido contrario e impactó contra el lado izquierdo del autobús, al que desplazó a la cuneta. Siguió derrapando entonces hasta colisionar violentamente contra la furgoneta, sobre la que quedó volcado. Tanto el vehículo pesado como la furgoneta quedaron sobre la calzada, mientras que el autobús, tras golpear contra las vallas protectoras y caer por un desnivel, se deslizó unos 25 metros, sin volcar, parando al borde de un campo de cultivo. En el siniestro también se vio implicada una Citröen C-15, cuyos ocupantes resultaron ilesos.

En pocos minutos, un completo dispositivo se activó para atender a los heridos y regular el tráfico en el lugar del accidente. Dos helicópteros del Servicio de Emergencias Sanitarias 061, cinco UVI móviles, 10 ambulancias y numerosas dotaciones de policía, 092, Guardia Civil de Tráfico, Protección Civil y bomberos trabajaron durante horas para rescatar a las víctimas, recuperar los cadáveres y despejar la carretera, que quedó cortada en ambos sentidos.

El conductor del autobús de transporte escolar y propietario de la empresa Autocares Olmo, José María Olmo, logró ayer, según todas las versiones, evitar una tragedia de mayores dimensiones. El chófer, de 50 años, consiguió, a pesar del fuerte golpe que recibió en uno de los laterales, que el autobús no volcase al caer a la cuneta, lo cual hubiera multiplicado el número de víctimas mortales. El autobús pasó por encima de la barrera de protección de la carretera y cayó en un terraplén. Olmo resultó ser uno de los heridos de menos gravedad, con una fractura de clavícula. La Junta de Andalucía confirmó que el autobús contaba con autorización de la Administración regional para realizar transporte escolar.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana