Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

En la lucha contra ETA "no habrá vencedores ni vencidos", según el viceministro de Interior

El conflicto vasco terminará "sin vencedores, ni vencidos" al final de un "largo proceso" en el que el Gobierno no busca una "rendicion total" de ETA, según el secretario de Estado para la Seguridad, Ricardo Martí Fluxà. El responsable de la lucha antiterrorista se felicitó de la "ejemplar" cooperación franco-española que ha permitido en las últimas semanas la detención de 12 personas de la organización etarra. Estas operaciones, asegura, representan "un golpe muy importante a la cúpula de ETA", antes de la cumbre hispano-francesa que se celebrará el lunes en Salamanca.

"Existe un mando de ETA que se encontraría en territorio francés, pero que tiene una movilidad importante", según Martí Fluxà, que se basa en los estudios y evaluciones" de sus servicios, añadiendo que se trata sólo de, "presunciones". "Tratándose de una organización terrorista que vive bajo tierra y en la clandestinidad" es difícil saber si está dirigida por una o dos cúpulas, cuál es su estructura y si hay comandos autónomos o que dependen de uno o varios jefes", afirmó.La policía francesa, y en particular el servicio de Informaciones Generales (Renseignements Généraux), realiza un "enorme esfuerzo" para atrapar a la "cúpula real", compuesta por "no más de cuatro, cinco o seis personas". En cuanto al número de miembros de comandos operativos de la organización terrorista, Martí Fluxà cree que es "difícil" de evaluar y que "sería frívolo decir si son 20 o 30".

Sobre las condiciones de la solución al conflicto y sobre el objetivo eventual de Madrid de lograr una "rendicion total" de ETA, el número dos del Ministerio del Interior aseguró que el "proceso, que va por el buen camino, será largo". "Vamos por el buen camino a base de aislar la violencia, a base de unir a todas las fuerzas y a base de acción policial. El proceso y el procedimiento serán' largos. No podrá haber nunca ni vencedores ni vencidos", aseguró el viceministro, de 47 años, diplomático de carrera.

"La palabra rendición total es profundamente ajena a lo que puede suponer la posición del Gobierno en torno a ETA", aseguró. Antes de plantearse el diálogo "queremos que ETA manifieste su buena voluntad" y diga 'no voy a matar más, no voy a extorsionar más, no voy a coaccionar más...' "Yo más que declaraciones, quiero hechos", agregó.

La semana pasada, ETA anunció una tregua parcial que afecta a las acciones que tenía planteadas en el frente carcelario para conseguir el acercamiento al País Vasco de los presos de ETA (cerca de 500), dispersos en todo el territorio español. "No me sirven de nada que hagan declaraciones grandilocuentes en un documento lleno de condicionales y subjuntivos cuando luego ese fin de semana están extorsionando a la sociedad mediante la violencia", según el alto cargo.

"Creo que habría sistemas para que ETA pueda hacer saber que quiere abandonar la violencia", según Martí Fluxà, que pone como ejemplo la trayectoria de ETA politico-militar. "En 1978, se vio muy claro cuando ETA político-militar quiso abandonar la violencia, se supo muy bien y se interpretó muy bien. El Estado tomó entonces determinadas medidas y manifestó su generosidad en un proceso que duró hasta el 1981-1982", dijo, haciendo alusion a una oleada de reinserciones de activistas. "No cupo ninguna duda de que ETA político-militar quería abandonar la violencia", dijo.

Cabeza fría

"En nuestro trabajo tenemos que guardar la cabeza fría y abstenernos de cualquier optimismo excesivo: pero hay que saber que no hay atajos, ni que tampoco puede haber vías alternativas o medicinas milagrosas para terminar con la violencia", agregó. "ETA desaparecerá cuando la propia sociedad consiga que ETA se convierta en algo tan puntual, tan anacronico, tan absurdo como eran otros fenómeno".Según Martí Fluxà, no existe diálogo directo o indirecto con ETA: "No creemos que se den las condiciones necesarias para ese diálogo". "Sólo con la vía policial jamás conseguiremos la pacificación del País Vasco", reconoció.

El viceministro resaltó la contribución de México y la República Dominicana a la cooperación antiterrorista. En cuanto a Cuba, acusada por la prensa de albergar a etarras, Martí Fluxà declaró: "El día en que se consiga demostrar que esta gente de ETA se encuentra en territorio cubano, estoy seguro que [el Gobierno] también colaborará".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de noviembre de 1997

Más información

  • "Sólo con la vía policial jamás conseguiremos la pacificación", reconoce Martí Fluxà