Rosemary West pasará el resto de su vida en prisión

Rosemary West, de 43 años, condenada por los asesinatos de 10 mujeres en la llamada casa de los horrores de Gloucester, deberá pasar el resto de su vida en prisión, confirmó ayer el Ministerio del Interior del Reino Unido. West había sido condenada a cadena perpetua en noviembre de 1995, pero con derecho a permisos de salida cuando cumpliera 15 años en la cárcel.El marido de Rosemary, Frederick, también estaba acusado de las muertes, pero fue encontrado ahorcado en su celda el 1 de enero de 1995, en espera de juicio.

Los cuerpos de las víctimas -entre las que estaban una hija y una hijastra del matrimonio fueron hallados enterrados en el jardín de la casa.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de julio de 1997