Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Trabajo y salud

En un estudio, que analiza el estado de salud de 1.194 mujeres de Barcelona, de entre 25 y 64 años de edad, el 31% de las amas de casa declaró tener un mal estado de salud, frente al 16% de trabajadoras remuneradas que decían lo mismo, según publica la revista Medicina Clínica, del 19 de abril. Las trabajadoras de clases más desfavorecidas declararon tener con mayor frecuencia mal estado de salud, que se explica por tener trabajos menos cualificados, altas cargas laborales y menor compensación económica. Los resultados indican que, probablemente, el beneficio que comporta la actividad laboral remunerada, compensa la mayor carga que supone compaginar el trabajo con las obligaciones domésticas.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Lunes, 5 de mayo de 1997