ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

lunes, 5 de mayo de 1997

Jesús Mestre recorre en un libro el país de los cátaros

Se llamaban a sí mismos bons homes y cristianos puros, aunque no reconocieran, en los turbulentos siglos XII y XIII, la autoridad papal; practicaban una insólita y plena democracia. Inocencio III. les envió la Inquisición y promulgó una cruzada contra ellos. El resultado: fueron exterminados completamente y no quedó una piedra en pie. Pasaron a la historia oficial como herejes y hoy son conocidos como cátaros; su país fue el Languedoc francés, en el Midi, y el suyo, como escribe el historiador catalán Jesús Mestre, es un país "cuyas fronteras las marca sólo el viento", pues el Languedoc como tal, a pesar de tener una lengua y una literatura que influyó tanto en la poesía provenzal y en el dolce stil nuovo, nunca ha existido.Nunca se separaron de la Iglesia y, por eso, Jesús Mestre prefiere no considerarlos herejes; para ellos era más bien la Iglesia de Roma la que se había separado de los evangelios. Esté ideal de cristianismo puro lo difundieron posiblemente mercaderes provenientes de Bulgaria, y aunque hay restos de catarismo en la Lombardía italiana e incluso en Cataluña, será en el Languedoc en donde enraiza. En aquel tiempo, en el Languedoc vivían un millón de personas, y de éstas, más de un tercio fueron cátaros, a los que exterminó la Inquisición. "La Inquisición", comenta Jesús Mestre, la creó Inocencio III para acabar con los cátaros, y la Inquisición española, que tanta mala fama arrastra, sólo fue una imitación de aquélla".

Interesado Jesús Mestre por este tema, tan oscurecido por el silencio de la historia oficial, escribió en catalán (hay traducción en castellano) Los cátaros: problema religioso, pretexto político. Y ahora, como continuación natural de aquel libro, Viaje al país de los cátaros (Península), cuya traducción castellana acaba de presentar en Madrid Natacha Seseña. Tras dar una imagen global de los cátaros en su libro anterior, el historiador harto quizá de resolver papeles y legajos decidió ponerse las botas de caminar y recorrer un país, el Languedoc cátaro, en busca casi de un fantasma. Y sin embargo, como dijo Natacha Seseña en el acto de presentación, Jesús Mestre ha escrito "una excelente guía de viaje".

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana