ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

viernes, 19 de julio de 1996
Crítica:CINE

Película de actor

  • 'AUGUST'

Al llegar a un cierto grado de estabilidad en su carrera, un buen número de actores siente la necesidad de pasar al otro lado de la cámara y comenzar una carrera paralela como directores. Los que tienen una sólida formación teatral suelen recurrir a dirigir una de las obras de su autor preferido, y los demás acaban realizando cualquier película que encarguen. Como es normal, sólo una mínima parte de ellos persiste en esta nueva carrera y llega a triunfar en ella.Convertido en un sólido actor de teatro, el británico Anthony Hopkins, desde finales de la década de los ochenta, trabaja en cine con mayor asiduidad. El oscar obtenido al encamar al sofisticado asesino Hannibal Lecter en El silencio de los corderos (1991), de Jonathan Demine, hace que durante la primera mitad de los años noventa también llegue a ser un famoso actor de cine. Debido a ello acaba de dirigir, protagonizar y escribir la música de Agosto, su primera película como realizador, una desafortunada versión de la genial o Vania.

August

Director: Anthony Hopkins.Guionista: Julian Mitchell. Fotografia: Robin Vidgeon. Música: Anthony Hopkins. Reino Unido, 1995. Intérpretes: Anthony Hopkins, Leslie Phillips, Kate Burton, Gawn Grainger. Estreno en Madrid: Coliseum, Conde Duque, Espana, Excelsior, Plaza Aluche, La Vaguada, Parquesur, Ideal (versión original).

Estrenada en el año 1899, Tío Vania es una de las grandes obras de teatro del novelista y dramaturgo ruso Antón Chéjov. Esto hace que desde entonces se represente con regularidad y también se hayan hecho repetidas versiones cinematográficas. La mejor es la rodada en 1971 por el ruso Andréi Konchalovski, debido a su fidelidad a la obra original y a la delicadeza con que está realizada. La más original es Vania en la calle 42 (1994), la última película del francés Louis Malle, un reportaje sobre una representación de este drama en un viejo teatro de Nueva York.

Sólido guión

Agosto tiene un sólido guión de Julian Mitchell, pero en la medida que se limita a seguir muy de cerca el original, adaptarlo a Gales e incluir algún mínimo elemento que desentona dentro del conjunto.Sin embargo, lo que en realidad falla es el trabajo de Anthony Hopkins como director No logra una buena trasposición del original ruso al ambiente galés y, sobre todo, se pierde por completo cuando debe hacer algo más que captar un magnífico texto dicho por su teatral grupo de actores y tiene que contar algo.

A niveles interpretativos Agosto tampoco tiene un gran aliciente. Anthony Hopkins es el típico actor de composición, con cierta tendencia a los excesos, pero que muy controlado puede hacer grandes creaciones. En esta ocasión, él y sus poco conocidos compañeros de reparto aprovechan la menor ocasión para excederse en su trabajo y sobreactuar. Por lo que esta muy irregular y cuidada producción teatral, a niveles de ambientación y vestuario, demuestra que Anthony Hopkins es mejor músico que realizador y, a un cierto nivel, incluso que actor.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana