ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

lunes, 1 de julio de 1996

El alcalde de Oviedo se ha convertido en un hombre 'incómodo' para el PP

La revelación por Izquierda Unida del importe y naturaleza de cientos de facturas de gastos suntuarios -comidas, fiestas, regalos, joyas, plumas de lujo, consumiciones de whisky, etcétera- y el desembolso de 1.500 millones de pesetas en protocolo durante 1995, han convertido al alcalde de Oviedo, Gabino de Lorenzo, que gobierna con mayoría absoluta del PP, en un hombre incómodo para el partido.Aunque De Lorenzo ha intentado reencontrarse con el PP asturiano en los últimos meses, en amplios sectores del partido se afirma en privado que el alcalde Oviedo "va por libre" y que, si bien "eso no es ninguna novedad, lo que ocurre es que antes no se le consideraba un problema mayor, pero ahora sus actitudes empiezan a tener un coste para el partido".

Los populares guardan silencio y tratan de dar una imagen de cierre de filas, pero De Lorenzo tiene difícil interlocución con el presidente regional del PP, Isidro Fernández Rozada, y con el presidente del Gobierno autonómico, Sergio Marqués, del mismo partido.

En los últimos meses ha buscado su apoyo en el secretario general del PP y vicepresidente del Gobierno, Francisco Álvarez Cascos, quien ejerce un gran control sobre el PP de Asturias. Cascos tiene previsto viajar mañana al Principado en su primera visita oficial a la región.

Mientras, el alcalde de Oviedo aún mantiene un notable tirón político.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana