Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dole duplica los votos de Forbes en Nueva York, según los sondeos

Bob Dole se encaminaba ayer en Nueva York hacia la victoria que necesitaba para dejar a otro de sus rivales, Steve Forbes, prácticamente fuera de la carrera por la candidatura del Partido Republicano a la presidencia de Estados Unidos. Al cierre de los colegios electorales en Nueva York, las cadenas de televisión ofrecieron sondeos que pronosticaban la victoria de Dole con cerca del doble de votos que Forbes, el multimillonario que había gastado gran parte de sus energías y de su dinero en este Estado.Portavoces de la campaña de Forbes dijeron anoche que el editor tiene previsto seguir en el proceso electoral hasta comprobar si obtiene algún triunfo en las elecciones del próximo martes en el sur.

Si los resultados oficiales confirman el triunfo, Dole obtendría una amplia ventaja de delegados respecto al resto de los contendientes que siguen en liza y le permitiría afrontar con confianza las primarias del próximo supermartes, donde se comprobará si Pat Buchanan sigue siendo una amenaza.

Dole es ahora más favorito, sobre todo después de haber conseguido el respaldo de los dos candidatos retirados el miércoles: Lamar Alexander y Richard Lugar. Su único rival en el espacio político moderado es Forbes, quien el miércoles logró el apoyo de Jack Kemp, político y ex jugador de fútbol bastante popular en Nueva York. "Sé que es tarde", reconoció Kemp al anunciar que defiende la política fiscal de Forbes.

Buchanan no cede

Buchanan, que no había conseguido ser inscrito en todas las circunscripciones de Nueva York, y que hizo una modestísima campaña en este Estado. Las últimas esperanzas del comentarista ultraconservador están centradas en el supermartes y en las primarias de los Estados industriales de medio oeste, donde podría sonar bien su demagogia."Voy a seguir en esto por un rato, hablando y difundiendo mi programa", ha advertido Buchanan. En las próximas primarias, puede conseguir -sobre todo si Forbes se retira pronto- suficientes delegados para llegar a la convención de San Diego, en agosto, como una fuerza a la que sea necesario escuchar.

Hasta ahora, con muchos candidatos en liza, Buchanan no ha bajado de un 25% o un 30% de votos en cada Estado. en el que ha competido. Sólo repitiendo esas cifras, puede convertirse en un sólido segundo cuando los republicanos se reúnan a elegir formalmente candidato. Eso permitirá a Buchanan defender sus ideas extremistas contra el aborto, la inmigración y el comercio, y dejará en difícil posición a Bob Dole y a la dirección del Partido Republicano.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de marzo de 1996