Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Triunfo de Narros en Almagro con una comedia de Lope de Vega

El estreno el mismo día de 'Clásicos locos' de Teatro Corsario pasó inadvertidoROSANA TORRES, Almagro

"¡Qué joya!". Fue el comentario unánime que se oía a los espectadores, muchos de ellos expertos teatrales, que asistieron el pasado miércoles al estreno, dentro del Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro de La discreta enamorada, obra de Lope de Vega que el director Miguel Narros, ha puesto en escena con la Compañía Andrea d'Odorico. La expectación que había causado este montaje hizo que el estreno, también con éxito, de Clásicos locos, obra de Teatro Corsario, pasara inadvertido.

'La discreta enamorada es, sobre todo, un desternillante disparate de enredos. Lope de Vega fue el primero que se enamoró del rocambolesco argumento cuando lo leyó en un cuento de Boccaccio y escribió esta obra inspirándose en él. Luego, a su vez, Lope Sirvió de inspiración para la ópera de Amadeo Vives Doña Francisquita.En las últimas décadas prácticamente no se ha. representado. esta pieza, con la que la noche del pasado miércoles Miguel Narros ha conseguido uno. de los grandes trabajos de su carrera profesional. A ello ha contribuido especialmente un reparto que provocó que a- la salida del estreno, los espectadores, entre los que se encontraba la ministra de Cultura, Carmen Alborch, acompañada de Elena Posa, directora del INAEM y Daniel Romero, hasta ayer delegado del Gobierno en la Junta de Castilla-La Mancha, no supieran con qué actor quedarse.

La obra narra cómo la viuda Belisa (una divertida Berta Riaza) pretende casarse con el viejo capitán Bernardo (un humorístico y descuajeringado Paco Casares), pero él pide por esposa a la hija de ésta, Fenisa (sorprendente y desvergonzada Natalia Menéndez), quien a su vez está (enamorada de Lucindo, hijo del capitán (un enamoradizo Y desesperad o Juanjo Artero), que tiene un ataque de celos provocado por su amada, la cortesana Gerarda (María Luisa San. José, más descarada que nunca), de la que está enamorado Lucindo, joven que tiene como aliado a su bruto criado Hemando (Joaquín Notario), quien es un auténtico consejero, lo qué hace que este personaje parezca shakespeariano más que un gracioso de Lope de Vega. Enredando más la cosa, están el resto, del reparto, compuesto por Alberto Maravilla, José Navarro, Alberto Gómez,. José Manuel Ronda y Jesús Hernández.y dos músicos, uno de ellos un cantante contratenor de excepción.

Quien también se encontraba satisfecho, tras el estreno, era el escenógrafo Andrea d'Odorico, convertido en productor desde hace tres. años, y que ha creado su propia compañía: "Nuestra finalidad, como productora, no es, exclusivamente comercial, porque de lo contrario no haríamos autores como Marivaux, Pirandello o Lope; lo que queremos es. mostrar una forma de hacer teatro, con un reparto sólido con el que Narros suele trabajar desde hace años", afirma.

De hecho, Narros confiesa que uno de los motivos por los que eligió esta comedia de Lope era que le posibilitaba trabajar con Berta Riaza, considerada gran señora de la escena: "En esta obra hay un papel lo suficientemente significativo como para que pudiera abordarlo esta actriz", comenta Narros.

Además de Narros, dentro del Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro, también., obtuvo un gran éxito el montaje que con cinco entremeses y una mojiganga ha realizado el Teatro Corsario, grupo que desde hace 13 años trabaja en Valladolid y en los últimos tiempos se caracteriza por la revisión de temas y autores del Siglo de Oro español.

Hoy se estrenará la primera ópera que acude a esta muestra en sus 18 años de existencia. Dido y Eneas, escrita para la escena por Henry Purcell, llega a Almagro de la mano de La Capilla Real de Madrid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de julio de 1995