ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

miércoles, 14 de junio de 1995

Uno de los presos más peligrosos de España mata a un policía en los juzgados de Gijón

  • El homicida, que se halla en estado crítico, intentó huir de los calabozos

Un policía resultó muerto ayer en el Palacio de Justicia de Gijón (Asturias) por un disparo en la cara realizado a bocajarro por Juan Redondo Fernández, uno de los presos más peligrosos de España. Redondo mató al agente Juan Arroyo con su arma reglamentaria e hirió a dos policías más, así como a otro recluso que también participó en el intento de fuga. Redondo fue alcanzado por un balazo y su estado, anoche, era crítico.

El policía fallecido Arroyo Asensio, de 49 años, casado, natural de Badajoz y que custodioba los calabozos de los juzgados junto a otros dos agentes, fue requerido por Juan Redondo y Santiago Cobo Fernández, ocupantes de una de las celdas y considerados "muy peligrosos".Redondo y Cobo solicitaron ir al servicio y, cuando Arroyo les franqueó la salida, ambos se abalanzaron sobre él y le arrojaron al suelo. En ese momento, Redondo le arrebató el arma y abrió fuego a bocajarro sobre él, según la versión oficial.

Tras un intercambio de disparos, los dos reclusos redujeron al oficial Edelmiro Reboleiro y al policía Severino González, que resultaron heridos. Cobo y Redondo se hicieron fuertes en el calabozo, manteniendo como rehenes a los dos agentes, mientras que un fuerte dispositivo policial acordonó los juzgados, situados en una zona muy céntrica de la ciudad. Los presos, que también resultaron heridos por sendos balazos, se rindieron al cabo de una hora de gran tensión en el edificio y sus alrededores.

Los policías heridos son Severino González, que presenta un impacto de bala en una pierna, y el oficial Edelmiro Reboleiro, con múltiples contusiones en la cabeza y cuya gravedad aconsejó su traslado desde Gijón al hospital Central de Asturias, en Oviedo. A vida o muerte

Redondo estaba siendo operado anoche a vida o muerte debido a que sufrió un balazo en el pecho, por lo que su estado era crítico. Su compañero Cobo fue alcanzado por un proyectil en la parte externa del cráneo y los médicos se han reservado el pronóstico.

Ambos reclusos tienen un amplio y muy grave historial delictivo, por lo que, penitenciariamente, están incursos en el régimen especial del Fichero de Internos de Especial Seguimiento (FIES).

Redondo, nacido en Jaén en 1963, tiene condenas pendientes que suman un total de 176 años. El 26 de agosto de 1991 se fugó, junto con José Tarrío, del buque J. J. Sister, en el que eran trasladados desde la prisión de Tenerife a Cádiz. Antes de embarcar había comentado a la psicóloga de la cárcel que estaba "preparado para matar".

Cobo, nacido en León en 1968, está condenado a 37 años, entre otras cosas por un intento de fuga de la prisión de Zamora en 1993.

Asuntos Penitenciarios había alertado tanto a la policía como a los juzgados de Gijón de que Redondo es "muy peligroso".

La Unión Federal de Policía sindicato vinculado a UGT, pedirá una investigación para aclarar los hechos y la destitución de responsable del dispositivo de seguridad montado para esta ocasión en los juzgados de Gijón.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana