Altos vuelos

Gamesa vuela alto. Claro ejemplo de cómo estructurar una empresa creando a su alrededor una red de sociedades a la que subcontratar trabajo, la sección aeronáutica de Gamesa se acerca a la economía real, crea empleo y, de paso, multiplica por tres su facturación hasta el horizonte del año 2020. El contrato del siglo de exportación en el sector aeronáutico español supone la consolidación de un sector industrial de futuro en el País Vasco.El apoyo institucional del Gobierno Vasco ha sido fundamental en el despegue de esta empresa, primero de la mano del anterior vicelehendakari, Jon Azua, con el acuerdo para la fabricación del nuevo modelo de avión de Embraer, la visita del lehendakari, José Antoni Ardanza, a la sede de Sikorsky en Conetica, y ahora con las ayudas prometidas por el consejero de Industria, Javier Retegui. El Ejecutivo autónomo participa indirectamente a través de su participación con una sociedad pública en la división de I+D del grupo Gamesa.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de junio de 1995