ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

martes, 10 de enero de 1995

El juez Garzón ordena el encarcelamiento del ex secretario de Rafael Vera por malversación

  • Amedo y Domínguez dicen que De Justo entregó 50 millones a sus esposas en Suiza

El juez Baltasar Garzón ordenó ayer tarde el encarcelamiento de Juan de Justo, que fue secretario y hombre de confianza del ex secretario de Estado para la Seguridad Rafael Vera. La decisión de Garzón es consecuencia de las declaraciones de, los ex policías José Amedo y Michel Domínguez en tomo al caso GAL. El juez imputa a De Justo malversación de caudales públicos y evasión de capitales por el presunto pago en Suiza de 50 millones a los dos condenados por los GAL, que formarían parte de los 200 millones que se habrían pagado a los ex policías con fondos reservados.

Garzón actuó pocas horas después de que el periódico El Mundo recogiera las acusaciones lanzadas por Amedo y Domínguez, según las cuales De Justo se ocupó de trasladar a Ginebra (Suiza) 50 millones de pesetas para entregárselos a Marian y a Alicia, esposas de los dos ex agentes. Según éstos, el pago de esta cantidad se hizo con conocimiento del ex ministro del Interior José Luis Corcuera.La policía acudió en la mañana de ayer al domicilio de Juan de Justo, en la localidad madrileña de Cobeña, con una orden de detención firmada por Garzón. Pero el ex secretario de Vera no estaba en su casa en ese momento. Después, al enterarse de que era buscado, se presentó voluntariamente a primeras horas de la tarde en la sede de la Audiencia Nacional, acompañado de un abogado. Según fuentes próximas a De Justo, éste acudió "confiado" porque ignoraba el motivo por el que era requerido.

El magistrado sometió al ex secretario de Vera a un interrogatorio de casi tres horas de duración, en las que éste mantuvo una actitud "titubeante", según indicaron fuentes judiciales. Al término de su declaración, el juez ordenó el traslado del detenido a los calabozos, desde donde fue conducido a una celda de la unidad de ingresos de la prisión de Alcalá-Meco.

Anoche, el abogado del ex secretario de Vera presentó en el juzgado de guardia una denuncia contra el juez Garzón, al que imputa presuntas irregularidades en la forma en que interrogó a su cliente.

El titular del Juzgado de instrucción central número 5 tomó declaración a De Justo sobre las acusaciones formula das contra él por los ex policías Amedo y Domínguez. Estos sostienen que De Justo se reunió el 4 de febrero de 1991 con Marian y Alicia en Ginebra, donde aquel les entregó a ambas 50 millones de pesetas presuntamente procedentes de los fondos reservados del Ministerio del Interior.

Con De Justo son ya cuatro los ex altos cargos de Interior encarcelados por Garzón por su presunta vinculación a las actividades de los GAL: Julián Sancristóbal, Francisco Álvarez, Miguel Planchuelo y el propio Juan de Justo.

Juan de Justo fue elegido como concejal del PSOE en San Sebastián de los Reyes (Madrid) en las primeras elecciones municipales de la democracia, encargándose del área de Urbanismo. Más tarde abandonó este departamento para hacerse cargo en los años 80 de la concejalía de Policía Municipal. Desde este puesto trabó contacto con Rafael Vera, en aquella época director general de Seguridad, y desde entonces se convirtió en uno de sus hombres de confianza. La colaboración entre ambos se mantuvo hasta hace unos meses, cuando Vera fue nombrado presidente de una empresa de sistemas eléctricos encuadrada en el grupo Endesa.

El gran ascenso de Juan de Justo en Interior se produjo cuando en 1987 sustituyó en el cargo a Luis Bernaldo de Quiros, cuñado de Vera, que se reintegró a la empresa Pescanova como gerente.

Encargado del gabinete del secretario de Estado para la Seguridad, a De Justo se le consideró el encargado de asuntos delicados, como el manejo y control del dinero de los fondos reservados. Por este motivo fue citado a declarar en julio pasado por la juez que investiga el caso Roldán, Ana Ferrer, junto con el comisario Florencio San Agapito, otro de los miembros destacados del equipo de Vera.

Inversiones en Miami

Al margen del manejo de fondos reservados, Juan de Justo fue uno de los altos cargos de Interior a los que se descubrieron inversiones inmobiliarias en Miami (EE UU): Estas inversiones estaban a nombre de su esposa, María Ortega Mayals, en el lujoso complejo de apartamentos The Four Ambassador (véase EL PAÍS del 27/9/94).

El ex secretario de Vera declaró hace unos meses que suscribió dos opciones de compra sobre sendos apartamentos del complejo 905 del South Bayshore Drive, pero que nunca llegó a ejecutarlas.

Juan de Justo, padre de cuatro hijos, finalizó el año pasado la carrera de Derecho. Un policía que años atrás trabajó en la lucha antiterrorista con el comisario Manuel Ballesteros le convenció para que estudiara en el colegio Cardenal Cisneros, dependiente de la Universidad Complutense de Madrid.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana