ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

viernes, 30 de diciembre de 1994
Europa despide el año y recibe 1995 a los sones de Strauss

El vals europeo

Los valses, polcas, marchas y galops compuestos en el siglo pasado por Johann Strauss y otros miembros de su familia es la música' elegida por Europa para decir adiós a 1994 y recibir el nuevo año. EI célebre concierto de Año Nuevo de la Orquesta Filarmónica de Viena, que se inició en 1939 como un símbolo de afirmación nacional, se ha convertido en el más imitado del planeta. Orquestas de toda Europa han convertido ya en una tradición este tipo de conciertos para despedir a un ano y recibir al nuevo. Pero ninguno de ellos despierta la expectación del que la Orquesta Filarmónica de Viena ofrece en la sala dorada del Musikverein de la capital austriaca en la mañana del 1 de enero. Este año la reventa de entradas sitúa el precio de una de las preciadas localidades del concierto a 240.000 pesetas. La retransmisión del concierto en directo por televisión desde 1959 ha creado el deseo de asistir al evento en directo.

El Danubio azul será el vals más interpretado en. toda Europa los próximos 31 de diciembre y 1 de enero. Aparte de la Filarmónica de Viena, la Orquesta de la ópera Alemana de Berlín, la Orquesta Nacional de Gales, la Orquesta de Conciertos de la Radio Danesa, la -Orquesta Strauss de Estocolmo y la London Symphony Orchestra son algunas de las muchas fórmaciones sinfónicas que despedirán el año y recibirán 1995 a los sones de la música de Johann Strauss. Ninguna de ellas se ha olvidado. de incluir en el. programa el vals por excelencia: El Danubio azul, que la Filármónica de Viena interpreta siempre como propina al final de su concierto de Año Nuevo. En Viena y en Praga es tradición también despedir el año con la representación dé la opereta de Strauss, El murciélago. La ópera Estatal de Viena y la de Praga así lo harán el 31 de diciembre y la Ópera de Zúrich se ha unido este año a la tradición.Los que no quieran valses, pueden optar por la Novena sinTonía de Beethoven, que también es costumbre interpretar por estas fechas. La Orquesta Filarmónica de Múnich, la de la ópera Alemana de Berlín y la Nacional del Capitol de Toulouse han elegido a Beethoven para despedir el año. La Filarmónica de Praga ha optado por música de Dvorák.

En España las orquestas cierran por vacaciones y no hay conciertos ni el 31 diciembre ni el 1 de enero.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana