ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

martes, 22 de noviembre de 1994
GUERRA EN LOS BALCANES

Clinton y Claes justifican la represalia Alianza Atlántica

El presidente nortericamericano, Bill, Clinton, se involucró ayer personalmente en el desarrollo de los acontecimientos en Bosnia mediante una entrevista en Washington con el secretario general de la OTAN, Willy Claes, en la que revisaron las acciones militares tomadas por esa organización contra los serbios en la región croata de Krajina.Aunque la Casa Blanca no informó sobre el contenido de la entrevista entre Clinton y Claes, el presidente norteamericano manifestó posteriormente su apoyo al bombardeo de ayer contra posiciones serbias y dijo que se trató de una respuesta contundente y propiada". Claes afirmó que el proposito de la operación fue tratar de persuadir a los serbios para que regresen a la mesa de negociaciones.

El secretario de Estado norteamericano, Warren Christopher, advirtió ayer que la, OTAN podría repetir la operación a menos que cesen los ataques de los rebeldes serbios a la zona de Bihac. Una acción militar contra la base de Ubdina, de donde salieron los aviones serbios que bombardearon la pasada semana la ciudad bosnia de Biac, fue urgentemente solicitada por Estados Unidos ya el sábado. Washington considera que es fundamental dejar claro a los serbios que la OTAN no aceptará la colaboración de los serbios de Croaia con los de Bosnia en la guerra en esa región. En ese sentido, el secretario de Defensa norteamericano, Wiliam Perry declaró que los ataques de ayer eran necesarios, "para evitar la extensión del conflicto en los Balcanes".

El presidente norteamericano estaba interesado en reiterar a Claes que la decisión de Estados Unidos de permanecer junto a sus aliados europeos en la crisis de Bosnia se mantiene inalterable, pese a las dificultades surgidas en los últimos días.

Cruce de acusaciones

Esa dificultades están representadas, principalmente, por un duro cruce de acusaciones entre Washington y París en relación con la retirada de EE UU del control del embargo de armas contra los musulmanes. El Gobierno francés, respaldado por el británico y otros con tropas sobre el terreno en Bosnia, cree que la decisión de Clinton de retirar la vigilancia al embargo es un error que puede agravar la guerra.

En un intento de superar esas diferencias, Perry elogió ayer la unidad demostrada por los países europeos para responder al ataque serbio contra Bihac. La colaboración norteamericana en los, ataques de ayer se concretó en aviones de combate e información facilitada por los aviones AWACS estadounidenses.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana