Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Un abogado planta a un cliente al descubrir que robó la cubertería de plata de su madre

Un abogado del turno de oficio de Madrid que había sido avisado por la policía para que defendiera a un perista al que acababan de detener tras hallarle en su domicilio' numerosos artículos robados, se quedó anonadado cuando se presentó en la comisaría y vio que, entre el nutrido botín requisado a su cliente, estaba la cubertería de plata sustraída en casa de su madre.Tras una primera entrevista con el cliente -Olidio J. G- los agentes guiaron al letra do -Eusebio G. A.- hasta la dependencia donde estaban los objetos aprehendidos. Su sorpresa fue mayúscula cuando, entre el botín (aparatos electrodomésticos, 11 gatos hidráulicos, neumáticos ... ), avistó la cubertería de plata desaparecida meses antes de la casa de su madre. Tras identificarla, el letrado, enfadado, comentó a los agentes que buscasen a otro jurista, que él no le defendía. Esta insólita situación ocurrió hace vanos anos, aunque se ha conocido ahora públicamente a raíz de la sentencia -ocho meses de prisión que le ha impuesto por receptación el juez José Alberto Fernández Rodera. El abogado fue citado como testigo para el juicio, pero disculpó su ausencia. No obstante, gracias a su fugaz intervención jurídica, consiguió recuperar tan preciado artículo familiar.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Viernes, 5 de agosto de 1994