Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

René Higuita sale de la cárcel en libertad condicional

En el barrio de Castilla de Medellín, donde los niños aprenden a jugar al fútbol con pelotas de trapo, están de fiesta. René Higuita, el más famoso de sus hijos, ex portero de la selección colombiana, del Atlético Nacional, y del Real Valladolid, quedará en libertad condicional después de siete meses de prisión, acusado de violar la Ley Antisecuestro.

La noticia la dio, en Cal¡, el vicefiscal general Francisco Sintura, pero al atardecer del jueves, en la dirección de la cárcel Modelo de Bogotá aún no tenían la orden oficial de excarcelación del jugador. Higuita estaba detenido desde el 1 de junio acusado de ser intermediario en la liberación de la niña Claudia Molina, hija del comerciante Luis Carlos Molina, presunto socio del jefe del cartel de Medellín Pablo Escobar, secuestrada a mediados de año.

Por las gestiones que condujeron a la liberación de la menor Higuita obtuvo 50.000 dólares, que, según explicó en su momento, aceptó "porque la familia [Molina] me insistió mucho en que recibiera ese dinero".

La decisión de dejar en libertad al ex guardameta está amparada en el Código de Procedimiento Penal, que determina que, transcurridos 120 días sin que se llame a juicio al detenio, éste deberá quedar libre, sin que ello implique que el caso judicial se cierra. El proceso contra Higuita, que hasta el 28 de diciembre estuvo a cargo de un juez regional, pasa ahora a manos de un juez del circuito de Medellín, de donde el deportista es oriundo. Esa ciudad, además, es donde supuestamente cometió los presuntos delitos de ocultamiento de información a las autoridades al no denunciar que sabía del secuestro de la niña. Entre ellos, el enriquecimiento ilícito, por recibir la recompensa, pese a que él restituyó la cantidad a la fiscalía.

Trámites

Habitualmente, los trámites para la puesta en libertad de un detenido tardan 24 horas desde que la fiscalía emite la orden y ésta llega a la parte. Es probable que René Higuita reciba el año nuevo en compañía de Magnolia, su esposa, y de sus hijos, Andrés René, de cuatro años, y Pamela, de dos. La resonancia del caso Higuita ha llevado a que durante los siete meses que ha permanecido en el patio de menores de la Modelo se produjeran intensas campañas de solidaridad de sus compañeros de la selección colombiana de fútbol y a que se organizara una recogida de firmas a la salida de los estadios.En su casa y en el antiguo vecindario del barrio de Castilla, donde se preparan los buñuelos y la natilla con que tradicionalmente se festeja la noche de San Silvestre, hay raciones de sobra para que Higuita calme las vigilias que pasó en prisión. Especialmente durante los primeros 17 días de diciembre, cuando se declaró en huelga de hambre para llamar la atención sobre su caso y demostrar el que ha sido en este tiempo su único mensaje: "He actuado como manda la Constitución y no he cometido ningún delito".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 31 de diciembre de 1993