ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

jueves, 16 de diciembre de 1993

El alcalde cree que los dos concejales díscolos bromean al anunciar un partido propio

  • Mota y Martínez Blanco ratifican que van a crear una organización política

El alcalde de Madrid, José María Álvarez del Manzano, declaró ayer que los concejales díscolos del PP, Venancio Mota y Manuel Martínez Blanco, bromeaban al anunciar la creación del Partido Renovador de los Pobres. Pero los rebeldes reiteraron su amenaza de crear una formación independiente si no se satisfacen sus demandas. El presidente del PP, Pío García Escudero, les adviertió que la paciencia del partido "tiene un límite". Y el portavoz del PP en el Senado, Alberto Ruiz Gallardón, sin rechazar sanciones, señala que el peor castigo es el de los votantes.

"Lo único que sé es que han dicho que le han gastado una broma a una periodista". Esas palabras fueron todo lo que dijo el alcalde sobre el anuncio de dos de sus concejales de que formarán un partido independiente si no satisface sus demandas. Manuel Martínez Blanco explicó que había mantenido una conversación telefónica a primera hora de la mañana con el regidor y le había confirmado punto por punto la información que publicaba ayer este diario.No es ninguna broma ni rectificamos nada en absoluto", afirmó Martínez Blanco. El alcalde, en cambio, sostenía que Martínez Blanco le había quitado importancia al asunto. "Si me pregunta algún medio informativo, le diré que hable con vosotros", declaró el alcalde en relación a dicha conversación.

El edil aclaró sin embargo que le había señalado a Álvarez del Manzano que, en caso de que atendiese sus peticiones, podía "considerar una broma" la creación de un partido independiente. El primer teniente de alcalde, Luis María Huete, dijo en Antena 3 Radio que confiaba en que "esto sea más que un titular sacado de una conversación, posiblemente amistosa y tomando una cerveza".

Nervios oficiales

"No cabe duda de que estaría en el fondo de la conversación pero como una idea más o menos cachonda", añadió Huete. "Los políticos son como ciervos en celo cuando están cerca las elecciones", agregó, la gente está en las parrillas de salida preparándose para ver por donde puede correr"."El alcalde está muy nervioso. Nos ha llamado mucha gente hoy [por ayer]", narró el concejal, "unos para vacilarnos y otros porque les ha gustado la idea".

El presidente regional del Partido Popular en Madrid, Pío García Escudero, declaró ayer a Efe, en relación a los concejales rebeldes, que "la paciencia tiene un límite". García Escudero afirmó que los electores del PP en Madrid están "absolutamente descontentos" con el comportamiento de ambos concejales y advirtió a Mota y a Martínez Blanco que "no se puede estar sometiendo al alcalde a presión continua". El dirigente regional del PP añade, además, que cualquier persona causará baja automática en el partido si se pasa al Grupo Mixto o funda otro partido.

El portavoz del PP en el Senado, Alberto Ruiz Gallardón, coincide con García Escudero al afirmar que "habría que exigir responsabilidades en el caso de que actuasen en contra del compromiso que tienen adquirido con los madrileños". Ruiz Gallardón manifestó que la negativa del PSOE a aprovechar los votos de esos dos concejales para arrebatar la alcaldía a Álvarez del Manzano ha puesto en sus justos límites la actuación de esos dos concejales de su partido.

Respeto del PSOE

"Espero que el partido socialista siga respetando la voluntad popular no sólo en el tema de la moción de censura sino también en la aprobación de presupuestos o proyectos concretos" agregó."Esta es una letra que tiene un plazo de vencimiento, y ese plazo son las elecciones municipales de l995", dijo. Sobre un posible expediente disciplinario contra los dos rebeldes, el portavoz del PP en la Cámara Alta, recordó que ya no tiene ese tipo de responsabilidades en el partido. "Si me correspondiese a mí sé muy bien que es lo que haría, pero no lo voy a decir", matizó.

"El mayor reproche que puede hacerse a un político, más que un expediente disciplinario es la soledad absoluta en el sostenimiento de sus planteamientos", aseguré. "Aunque fuera merecido un reproche disciplinario por parte del partido, añadiría, quizás algo más, pero no mucho más, al castigo de los ciudadanos de Madrid", concluyó.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana