Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El pleno deja sin competencias al alcalde de Manzanares

"Esta es ciudad sin ley", comentaban los vecinos que anteayer asistieron al primer pleno ordinario que celebraba la corporación municicipal de Manzanares el Real (2.500 habitantes) en seis meses. Los 11 concejales del Ayuntamiento volvieron a verse las caras y a insultar se en un pleno ordinario sin precedentes; el alcalde independiente, José Manuel Ruiz, que gobernaba en solitario con dos concejales, frente a ocho en la oposición, perdió todas sus competencias y la comisión de gobierno quedó suprimida por mayoría absoluta.En esta misma sesión plenaria quedaron 18 puntos sobre la mesa, y el secretario, Isidoro González, no pudo presenciar el acto, porque ya por la mañana, aquejado de estrés, había presentado la baja.

"Si el juez tiene que decidir sobre la legalidad de la moción de censura que a mí me pusieron, que decida también sobre el cúmulo de incompatibilidades que se ciernen sobre quien ahora quiere el sillón consistorial". Así se manifestaba, minutos antes de comenzar el pleno, el alcalde de la Unión del Pueblo de Manzanares el Real, José Manuel Ruiz.

En esos momentos, el alcalde presentaba al pleno 20 puntos a debate, y entre ellos, tres relativos a las incompatibilidades de todos los concejales de la Unión Progreso de Manzanares, el mismo grupo político que encabezaba la moción de censura presentada contra el alcalde el día 11 del pasado mes de junio y que aún no ha sido discutida en pleno extraordinario.

Insultos y amenazas

Sin embargo, en el pleno celebrado el jueves, ni se debatieron las incompatibilidades, como pretendía el alcalde, ni la moción de censura, como exigían también los cuatro concejales del Partido Popular, el concejal socialista y los tres mencionados de la Unión del Pueblo.Una vez retiradas las competencias al alcalde y a la comisión de gobierno, el pleno se enzarzó en un debate marcado por insultos y amenazas personales. "Abandonaré cuando lo decida la justicia", dijo el alcalde. Mientras, Ricardo Prieto, portavoz de la Unión del Pueblo, voceaba: "No soy un tránsfuga político, aunque me he afiliado al PP". Y el portavoz del Partido Popular, Damián Guijarro, alcalde en la anterior legislatura, amenazaba al alcalde actual: "Conoces una parte de mí. La mala la vas a conocer ahora".

José Manuel Ruiz ha anunciado que probablemente la próxima semana los vecinos del municipio reciban en sus hogares una carta explicándoles su gestión.

Sin embargo, el líder de la agrupación Progreso de Manzanares recordará al pueblo que Ricardo Prieto pactó con él, tras los últimos comicios municipales, para que no saliera elegido de nuevo el PP.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de noviembre de 1993