ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 23 de octubre de 1993

España protesta en la CE por el cierre de Portugal al porcino

V. M., El cierre de fronteras impuesto por el Gobierno portugués para la importación de carne de porcino del resto de la Comunidad Europea en contra de las reglas de juego marcadas por el Mercado único ha agravado aún más la situación por la que atraviesa el sector en España desde hace más de medio año.

España mantiene unas ventas anuales de carnes de porcino a Portugal, en animales vivos y canales de unas 10.000 toneladas al año. Productores e industriales españoles reclaman a las autoridades portuguesas unos 20 millones de pesetas por las agresiones de los ganaderos lusos contra cargamentos de camiones españoles.

Para el ministro de Agricultura, Vicente Albero, el cierre de la frontera de Portugal para impedir la importación de porcino e! una agresión contra el funcionamiento del Mercado único. En una carta entregada al comisario de la Comisión de la CE, la Administración española ha expresado su más enérgica protesta por esta medida y mucho más cuando el conjunto del sector del porcino en los Doce atraviesa por graves momentos ante el exceso de oferta. Agricultura también ha remitido escritos de protesta a las autoridades portuguesas.

La Comunidad Europea decidió el cierre de las exportaciones portuguesas de porcino en los primeros días de este mes al detectarse un foco de peste en la zona del Alentejo. A partir de ahí los ganaderos portugueses han protagonizado diferentes agresiones contra camiones cargados con porcino o derivados procedentes tanto de España como de otros países de la CE.

La respuesta oficial portuguesa al cierre de fronteras adoptado por el Comité Veterinario Permanente de la CE, se produjo el pasado 16 de octubre al prohibir las importaciones de cerdo de todos los países comunitarios.

Esta medida supone para España el bloqueo a la exportación de unas 200 toneladas por semana (unos 30 millones de pesetas). Aunque no se trata de una cantidad muy elevada, viene a agravar más una situación de precios a la baja que se mantienen en España desde hace medio año por la existencia de elevados excedentes ante el aumento de la cabaña. Las pérdidas del sector durante este periodo se evalúan en unos 15.000 millones de pesetas.

Medios ganaderos españoles critican la decisión del Ministerio de Agricultura en Bruselas de apoyar el cierre total a las exportaciones portuguesas cuando, se debería haber prohibido solamente la exportación de la zona afectada en el Alentejo.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana