ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

lunes, 6 de septiembre de 1993

18 personas mueren en el incendio de una discoteca 'gay' en Valparaíso

  • Los bomberos atribuyen el siniestro a un fallo eléctrico
Santiago de Chile 6 SEP 1993

Un total de 18 personas murieron y otras 10 quedaron heridas graves al incendiarse en la madrugada del sábado el edificio de tres pisos donde funcionaba una discoteca gay y un salón de baile en el centro de Valparaíso, una ciudad situada a 100 kilómetros al oeste de la capital del país. El siniestro, ocasionado por recalentamiento de las conexiones eléctricas, se transformó en tragedia porque las llamas coparon la escalera, dificultando las posibilidades de avacuación.

Los cuerpos de las víctimas permanecían ayer, muchos de ellos irreconocibles hasta el punto que no era fácil identificar su sexo, en el depósito de cadáveres. Las llamas arrasaron, además de la discoteca Divine, dos bodegas y dos apartamentos ubicados en el mismo edificio.El incendio comenzó a las 3.20 horas de la madrugada (8.20 de la mañana en España), cuando unas 100 personas participaban en una fiesta en Divine, una discoteca concurrida habitualmente por homosexuales. Los bomberos atribuyeron el siniestro al sobreconsumo de electricidad, por el exceso de luces y equipos, descartando las versiones de testigos sobre un supuesto origen intencional.

El fuego se extendió con rapidez por el antiguo edificio, situado a unas tres manzanas del Congreso Nacional, desde el tablero de las conexiones eléctricas, ubicado en la entrada a la discoteca y bloqueando el acceso.

Los tabiques de la construcción y las escenografías y ornamentos del centro de diversión se prendieron como yesca transformando la fiesta en una tragedia. El incendio se propagó a todo el edificio por la escalera de madera. Al estar bloqueada por las llamas y el humo la principal ruta para huir, quienes estaban en el recinto vivieron minutos de horror.

Huir del infierno

Una de las moradoras del edificio contó que despertó en medio del incendio. "Sólo atinamos a arrancar del infierno y pudimos bajar los tres pisos". Aunque perdió su apartamento, tuvo más suerte que otros afectados.Quienes huían se aglomeraron y golpeaban luchando para salir por la escalera de emergencia, convertida en una de las dos únicas vías de escape. Esta escalera, sin embargo, apenas permitía el paso de dos personas a la vez y su puerta estaba cerrada con un candado.

La otra ruta de escape, igualmente arriesgada, era saltar por las ventanas hacia la calle, desde un segundo piso situado a siete metros de altura. Varios de los que ahora están heridos graves no vacilaron en elegir esta última salida.

Una de las víctimas fatales, Carlos Araya, artista de la discoteca, cuyo cuerpo fue el único que pudo ser reconocido de inmediato, murió asfixiado y pisoteado por quienes huían, sin lograr alcanzar la calle.

Las llamas se elevaron 20 metros sobre el inmueble y amenazaron a las viviendas vecinas. Al lugar acudieron todas las compañías de bomberos de Valparaíso intentando primero rescatar a quienes estaban atrapados en la escalera de emergencia y luego detener el fuego.

Dos bodegas, una de maderas y otra avícola, situadas en el primer piso del edificio, contribuyeron a alimentar las llamas.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana