ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 10 de julio de 1993

Todas las tarjetas amarillas contarán para las suspensiones

La Asamblea del fútbol, celebrada ayer en Madrid, aprobó unos nuevos reglamentos en los que se establece que todas las tarjetas amarillas que reciban los jugadores serán acumulables y que, llegado al cupo de cinco, supondrán un partido de suspensión. Otra modificación sobre este asunto fija que dos tarjetas amarillas en un mismo partido, además de la expulsión que hasta ahora llevaban consigo, equivaldrán a un encuentro de suspensión. Otro cambio acordado es que toda expulsión significará como mínimo la sanción por un partido.Estas modificaciones han sido solicitadas por la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA). Hasta la pasada temporada, el fútbol español distinguió dos clases de amonestaciones: las de juego violento, acumulables para partidos de suspensión (cuatro de ellas suponían un encuentro de sanción), y las correspondientes a faltas técnicas, que se limitaban a una multa de 20.000 pesetas.

La aprobación de los reglamentos ha sido aprovechada por el presidente de la Federación, Ángel María Villar, para promulgar unas medidas de gracia que, de forma inmediata, dejan sin efecto todas las sanciones a clubes y jugadores. Estas medidas suponen el archivo de una treintena de expedientes disciplinarios abiertos a otros tantos dirigentes y jugadores, entre ellos a Ramón Mendoza, Josep Lluís Núñez y Augusto César Lendoiro, presidentes del Real Madrid, el Barcelona y el Deportivo, respectivamente, así como a los vicepresidentes de esos dos primeros equipos, Lorenzo Sanz y Joan Gaspart, por manifestaciones presuntamente atentatorias contra el buen orden deportivo.

También queda archivado los casos de Milla, el jugador del Madrid que aseguró haber recibido una oferta de otro del Barcelona por perder en el último partido de la Liga de la temporada 1991-1992, Tenerife-Madrid (3-2), así como los de Toño e Hierro, del conjunto canario, que fueron sancionados con 1.500.000 pesetas por aceptar una prima por ese triunfo y que recurrieron el castigo.

Villar impuso la insignia de oro y brillantes de la Federación al secretario de Estado para el Deporte, Javier Gómez-Navarro, quien anunció su despedida delcargo.

Dos calendarios

La Asamblea aprobó dos calendarios, ambos con inicio el 5 de septiembre, condicionados a la clasificación o no de España para el Mundial 94. En el primer caso, la Liga acabará el 15 de mayo; en el segundo, el 5 de junio.

También se planteó la Asamblea la necesidad de una reconversión del fútbol a partir de la Segunda División B, hundida en más de 8.000 millones de deudas, y hasta llegar a la Primera. Villar, al finalizar, manifestó que es partidario de la reducción del número de equipos en la máxima categoría y anunció que trabajará con la Liga Profesional para conseguir esa reconversión.

La Liga tiene previsto celebrar una asamblea extraordinaria en diciembre próximo para debatir estos temas.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana