ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 1 de mayo de 1993

El Banco Santander rompe el mercado hipotecario con la oferta de créditos al 12% de interés

  • La entidad financiera revoluciona otra vez el 'statu quo' del sector

M. Á. NOCEDA / S. HERNANDEZ, Primero fue la supercuenta. Más tarde la superlibreta. Ahora, la superhipoteca. El Banco Santander, con el lanzamiento de este nuevo producto, ha vuelto a romper el statu quo del sector financiero español y a provocar a sus competidores para una nueva guerra de captación de clientes, esta vez en el mercado hipotecario. La superhipoteca del Santander, presentada ayer, es un crédito con garantía hipotecaria sobre la vivienda habitual que reduce el tipo de interés al 12,12% (11,5% nominal), muy por debajo de los créditos hipotecarios del mercado, que tienen un tipo de interés medio del 14%. El banco tramita a los clientes de otras entidades el cambio de su préstamo por el nuevo del Santander.

La importancia que da el Santander a esta ofensiva se refleja en la presencia del consejero delegado, Rodrigo Echenique, en la presentación a la prensa. Además de la superhipoteca, el banco ha rebajado todos los tipos de interés para sus operaciones de activo: préstamos hipotecarios, personales y descuento de papel comercial. La rebaja, que empezará el lunes, va de 0,50 a 1,50 puntos. El preferencial pasa de 12,20% a 12%.La superhipoteca tiene un tipo de interés fijo al 12,12% de tasa anual equivalente (TAE), se concede a un plazo de hasta 12 años, tiene un valor mínimo de dos millones y podrá realizarse como primera o segunda hipoteca sobre la vivienda habitual con un importe de hasta el 80% del valor de tasación. La amortización será mensual con una comisión de apertura del 1% (mínimo de 75.000 pesetas), y los gastos de estudio ascienden a 20.000 pesetas.

El Santander intenta resarcirse del lanzamiento en mayo de 1992 de un crédito hipotecario en ecus a un interés nominal del, 9,5% que fue poco favorable: por las dos devaluciones. El producto lanzado ahora, como reconoció Echenique, tampoco va a ser rentable a corto plazo, sobre todo porque el precio del interbancario está por encima. El objetivo es captar clientes a medio y largo plazo.

El principal atractivo de la superhipoteca radica en la posibilidad de refinanciar la deuda hipotecaria a un interés más bajo al pactado anteriormente con otra entidad o aumentar el plazo del crédito. Es decir, cualquier ciudadano que tenga un préstamo a un interés determinado más alto (la media de los créditos hipotecarios más baratos está entre el 14% y el 15%) podrá firmar una superhipoteca y, con ella, cancelar el anterior crédito, dejando como garantía la vivienda que está pagando.

La ventaja se centra en que el nuevo préstamo permite pagar menos interés. Sin embargo, el cliente tendrá que analizar el grado de vencimiento en el que se encuentra el préstamo que tiene, ya que si lleva muchos años pagando no suele compensar porque quedan ya pocos intereses que amortizar. Para créditos más recientes el cambio puede ser beneficioso, aunque se debe saber que cancelar una hipoteca en la actualidad suele penalizarse con el 3%, como media, de lo que queda por pagar del crédito, según fuentes bancarias.

La mayor parte de los competidores ha tenido la misma respuesta. BBV, Banesto, BCH, Popular, Cajamadrid y La Caixa subrayaron que van a mantener sus políticas hipotecarias. Otras fuentes recuerdan que esta reacción es la misma que tuvieron en los primeros escarceos de la supercuenta a la que luego se sumaron.

Argentaria ha sido tajante. El grupo público ha preferido no facilitar las condiciones de sus créditos hipotecarios "porque lo que ofrece el Santander nos un crédito hipotecario, sino un crédito que afecta a la garantía hipotecaria". Según una fuente del grupo público "hay que analizar con detalle las condiciones del producto, ya que el Santander acostumbra a enseñar sólo parte del rábano y a ser ambiguo".

En recesión

Frente a la respuesta que pueda tener los competidores Echenique manifestó ayer que, a su juicio, "el Banco de España estará contento con la iniciativa y no se crearán tensiones". El lanzamiento de la superhipoteca es, según fuentes del mercado, una apuesta por una bajada de tipos por parte de la autoridad monetaria. Echenique dijo: "Creemos que la economía real del país necesita tipos de interés más bajos". Sobre la oportunidad de introducir el producto en un momento de recesión dijo: "Que exista atonía no quiere decir que no se pueda prestar bien".

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana