ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

miércoles, 3 de marzo de 1993

Disfraz administrativo

Decir para no decir nada. Ésta parece ser otra de las máximas del lenguaje de los políticos. El diputado del Grupo Popular Cesar Villalón preguntó recientemente al Gobierno sobre "las medidas para favorecer el crecimiento demográfico de nuestro país" y obtuvo la siguiente respuesta firmada por el Ministerio de Relaciones con las Cortes y la Secretaría del Gobierno: "La protección de la maternidad y de la natalidad está concebida como una cuestión integral, en la que está implicada toda la estructura social y que, por tanto, requiere medidas dirigidas a la estructuración de un grado de bienestar alto o integral que abarque a toda la población; la potenciación de los valores que incidan en la consecución de una sociedad más igualitaria, integrada y solidaria".Estamos ante una nueva pieza maestra del lenguaje administrativo farragoso, vacío, polivalente, moneda de cambio muy corriente entre políticos "y que utiliza el poder para disfrazar la realidad", comenta el lingüista Ramón Sarmiento, profesor de la Universidad Autónoma de Madrid y autor del Libro de estilo de la Administración, que se puso en práctica hace dos años. "Creo que ha mejorado en general el lenguaje de la Administración, pero todavía nos encontramos con ejemplos como éste".

Un taxista de Madrid opina que a los políticos se les entiende mejor cuando están en la oposición que cuando están en el poder. No obstante, Manuel Núñez Encabo, diputado del PSOE, sostiene que el lenguaje de los políticos españoles es similar al que se utiliza en otros foros políticos internacionales, especialmente en los europeos, donde él se mueve con frecuencia. "Creo que está bien que se expresen en términos coloquiales, pero en una sociedad moderna es inevitable que ese lenguaje se contamine con jergas especializadas de la economía, la justicia, etcétera".

NOTICIAS RELACIONADAS

Selección de temas realizada automáticamente con
Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana