ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

domingo, 31 de enero de 1993

Alemania recuerda la llegada al poder de Hitler bajo el lema 'Nunca más'

  • Se cumple el 60º aniversario de la elección del Führer como canciller

Los alemanes recordaron ayer el 60º aniversario de la llegada de Adolf Hitler al poder utilizando la misma simbología que empleó entonces el nazismo triunfante, pero con un propósito radicalmente contrario: mostrar una vez más su oposición al racismo y la xenofobia. En Berlín, al caer la noche, cientos de miles de personas portando velas formaron una cadena humana que seguía la misma ruta que, a través de la puerta de Brandenburgo, acompañó aquel 30 de enero de 1933 al recién electo canciller, que llevaría al país 2 la barbarie. En toda Alemania se celebraron manifestaciones similares bajo el lema Nunca más.

El presidente federal Richard von Weizsäcker escogió simbólicamente, como acto de expiación, participar en la manifestación de la ciudad báltica de Rostock, escenario de los violentos incidentes ocurridos a finales del verano pasado contra los refugiados del barrio de Lichtenhagen y cuyas imágenes dieron la vuelta al mundo. "Nunca más debemos permitir que el odio y la violencia rijan nuestras calles, nuestros pensamientos o nuestras acciones", dijo Weizsäcker.Las bajas temperaturas no arredraron ayer a los alemanes. En otros lugares de la parte oriental del país como Dresde, Schwerin o Leipzig, y en decenas de ciudades de toda Alemania como Bonn, Stuttgart, Bremen y Düsseldorf, tuvieron lugar actos antirracistas. En Berlín, asimismo, organizada por grupos de izquierdas y asociaciones judías, tuvo lugar una concentración frente al lugar donde se encontraba el cuartel general de la Gestapo y las SS. Bajo la puerta de Brandeburgo se desplegó un gran cartel con los nombres de las personas que han muerto en la ola de violencia neonazi que azotó el país a lo largo del año pasado, cuando se produjeron más de 2.000 ataques contra extranjeros, con el resultado de casi dos decenas de víctimas mortales.

A finales del pasado mes de noviembre, en el momento álgido de la violencia neonazi, un incendio provocado en la localidad norteña de Mölln por militantes de extrema derecha que supuso la muerte de dos niñas y una mujer, todas de nacionalidad turca, supuso un choque emocional en todo el país y provocó una catársis que acabó dando completamente la vuelta a la ola de xenofobia. Desde entonces, decenas y decenas de manifestaciones multitudinarias contra el racismo han tenido lugar en todos los rincones de Alemania.

Los ataques contra extranjeros y contra los albergues donde se alojan los refugiados, no han desaparecido completamente, pero han pasado a ser la excepción en lugar de la regla.

La fecha de ayer, que en otras circunstancias podría haber dado pie a manifestaciones de nostálgicos del fascismo, sirvió para todo lo contrario. Hace 60 años Hitler fue designado canciller de Alemania después de que el Partido Nacional Socialista se convirtiera en el más votado en las elecciones que se celebraron a finales de 1932, pese a que no contaba con la mayoría parlamentaria.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana