Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Las pruebas periciales, contra las tesis del juez sobre el origen del fuego de la discoteca FIying

Todas las pruebas periciales presentadas hasta ahora en el juicio por el incendio de la discoteca Flying de Zaragoza, que causó 43 víctimas, contradicen las tesis del fiscal y del juez instructor sobre el origen del fuego. El juez instructor, Javier Seoane, mantiene la tesis de que el fuego se inició en la manguera que alimentaba de fluido eléctrico a la calefacción. Sin embargo, los informes periciales presentados sostienen que la causa del siniestro fue de origen eléctrico y que no pudo deberse a la citada manguera, que, aunque estaba instalada de forma irregular, permaneció intacta después del incendio, según se recoge en un vídeo.Ayer se presentaron nuevas pruebas periciales, entre ellas un informe elaborado por el colegio de Ingenieros Industriales de Zaragoza, y testificó el jefe de bomberos del Ayuntamiento zaragozano, Augusto García Ergart. En ambos casos sostuvieron que el origen del incendio fue de causa eléctrica, aunque no concretaron cómo y dónde se produjo. También aseguraron que el intento del encargado de la discoteca, Francisco Lacruz, acusado de presunta imrudencia temeraria por reanimar el diferencial eléctrico, no pudo provocar o reavivar el incendio.

El informe del catedrático de Medicina Legal de la Universidad de Sevilla Luis Frontela tampoco pudo ser presentado ayer por falta de tiempo.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de noviembre de 1992