Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Corcuera dice que los ilegales llegan a España Mando una patada en la puerta"

El ministro del Interior, José Luis Corcuera, declaró ayer en el Congreso que España mantendrá la política seguida hasta ahora para impedir la entrada ilegal de ciudadanos magrebíes. Corcuera se extendió en explicar que la entrada de africanos a través del Estrecho puede compararse con la actitud del ciudadano que intentase penetrar en el domicilio de otro "dando una patada en la puerta, sin llamar, o sin pedir permiso". El ministro ironizó contra los que se muestran partidarios de permitir las entradas de extranjeros mientras, dijo, no tolerarían que nadie entrase así en su domicilio.

Corcuera aseguró que las conversaciones de agosto con las autoridades marroquíes habían dado frutos y que, pese a que surgirán nuevos problemas está convencido de que el Gobierno marroquí cumplirá los acuerdos establecidos para repatriar a los ciudadanos de aquel país que hayan logrado entrar ilegalmente en España.

Por otro lado, las labores de localización y salvamento de los, al menos, cuatro inmigrantes ilegales que continúan desaparecidos desde el lunes en aguas del estrecho de Gibraltar, a las que cayeron de la patera en que viajaban, se reanudaron ayer por la tarde al mejorar la condiciones meteorológicas en la zona. No obstante, los efectivos destinados a la zona consideran "prácticamente Imposible" rescatar con vida a alguno de estos marroquíes debido al mal tiempo y a las fuertes corrientes del Estrecho.

Por ello, no se descarta que el balance de las cinco víctimas mortales de este accidente se vea incrementado en los próximos días, aunque los cadáveres podrían no llegar a aparecer jamás.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de septiembre de 1992