ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

viernes, 29 de mayo de 1992

La policía brasileña prepara una "operación de guerra" para rescatar al príncipe Pedro

  • Los secuestradores piden 5 millones de dólares
Río de Janeiro 29 MAY 1992

La policía brasileña prepara "una operación de guerra" en un barrio de la ciudad de Petrópolis, a 60 kilómetros de Río de Janeiro, para rescatar al príncipe Pedro Thiago de Orleans y Braganja, que fije secuestrado por delincuentes comunes el pasado martes. Pedro Thiago, de 13 años, tataranieto del último emperador de Brasil, Pedro H, fue capturado a las 7.30, cuando iba al colegio, por cuatro hombres fuertemente armados que huyeron rápidamente en dos vehículos.

La policía ya ha detenido a siete miembros de la banda, que han confesado su participación en el delito, y ha descubierto dos locales que sirvieron durante algunas horas para alojar a Pedro Thiago y a sus secuestradores. Las autoridades prometen asimismo descubrir en las próximas horas el paradero de la víctima y el del jefe de la banda, Joil da Silva Marcolino, de 24 años, que en 1985 participó en el secuestro de la hija de un alto funcionario estatal.

Hasta ayer por la mañana, los secuestradores se habían comunicado por teléfono con la familia imperial brasileña en dos ocasiones. En la primera llamada, hecha desde un teléfono público de Río de Janeiro, los delincuentes exigieron un rescate que, según versiones no confirmadas, sería de cinco millones de dólares. En ambas llamadas, la familia pidió pruebas de que Pedro Thiago se encuentra con vida.

"Vamos a terminar rápidamente con eso, aunque tengamos que montar una operación de guerra y revisar casa por casa con la participación incluso de la Compañía de Perros de la Policía Militar", aseguró el jefe de la División Antisecuestros de la policía carioca.

En opinión de este funcionario, el secuestro del príncipe fije perpetrado por una banda muy bien organizada, cuyos miembros conocen, perfectamente la ciudad, lo que agiliza sus movimientos y les permite cambiar el lugar de cautiverio con cierta facilidad.

Uno de los testigos del secuestro, que identificó a algunos de los detenidos, pidió protección policial después de haber recibido por teléfono amenazas de muerte.

El secretario ejecutivo de la Cumbre de la Tierra -que se inaugurará el próximo miércoles y en la que participarán alrededor de 128 jefes de Estado y de Gobierno- aseguró que un secuestro como el de Petrópolis "sería imposible ante un esquema de seguridad como el que se montó en Río de Janeiro para la Río 92".

El secuestro del joven príncipe es el 531 perpetrado en el Estado de Río de Janeiro en lo que va de año y el segundo en la ciudad de Petrópolis, así llamada en homenaje a su fundador, el emperador Pedro I, habitada por la familia imperial.

Pedro Thiago ocupa el tercer lugar en la línea de sucesión de la corona brasileña.

NOTICIAS RELACIONADAS

Selección de temas realizada automáticamente con
Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana