ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

viernes, 20 de marzo de 1992

El conflicto militar entre Ucrania y Rusia marca la cumbre de la CEI de hoy

El permanente conflicto entre Rusia y Ucrania ha rebrotado en vísperas de la cumbre de presidentes de la Comunidad de Estados Independientes (CEI), que se celebra hoy en Kiev, la capital ucrania. Después de que el presidente de Ucrania se volviera atrás en su intención de suspender el traslado a Rusia de las bombas nu cleares tácticas y en un momento en que desde el entorno del propio Leonid Kravchuk se proyecta la idea de que el conflicto por la flota del mar Negro puede resolverse hoy, ha surgido un nuevo motivo de fricción: la aviación estratégica.

El problema del sometimiento o no de la aviación estratégica a las autoridades republicanas y al comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de la CEI puede volver a enrarecer las relaciones entre Rusia y Ucrania. El protagonista del nuevo encontronazo es el general Mijaíl Bashkirov, que ha jurado fidelidad a Ucrania y ha puesto a disposición de sus autoridades su división de bombarderos de largo alcance TU-95, capaces de portar armas nucleares. Bashkirov no niega que su unidad sea estratégica y, por lo tanto, sometida operacionalmente a las órdenes del mando conjunto de Moscú. Pero defiende que también las unidades estratégicas deben pertenecer al Ejército del país en que se encuentren porque, en su opinión, carece de sentido que un militar sea leal a una abstracción como la CEI.Bashkirov fue destituido por el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de la CEI, mariscal Yevgueni Sháposhnikov, por desobedecer las órdenes de trasladar algunos de sus aviones a Rusia. Ahora, el ministro de Defensa ucranio, en una actitud de claro desafío, lo ha repuesto en su cargo. Bashkirov asegura que realmente controla la unidad.

El portavoz presidencial ruso, Alexéi Nóvikov, subrayó ayer que entre los documentos que van a tratar los Estados figura un acuerdo sobre la recolocación de las armas nucleares y una convención sobre la renuncia a usar la fuerza para solventar los problemas dentro de la CEI. Un acuerdo sobre el reparto de la flota del mar Negro se da como probable en Kiev, máxime después de que el presidente Kravchuk haya dicho que consideraba razonable que su país se quedara con sólo el 30% de los efectivos. Nóvikov apuntó también la posible creación de unidades conjuntas destinadas a intervenir para evitar conflictos entre las repúblicas de la CEI.

Leonid Kravchuk anunció su propósito de tratar en profundidad durante la reunión la crisis de Nagorni Karabaj, que pone a Armenia y Azerbaiyán cada vez más cerca de la guerra abierta. El presidente ucranio apuntó la propuesta de crear "un Tribunal de Arbitraje de la CEI o algo similar".

Tregua en Nagorni Karabaj

Coincidiendo con la visita a Yereván del enviado de la ONU, Cyrus Vance, Armenia estudia declarar el estado de emergencia económico, que incluiría cortes de energía eléctrica de 12 horas al día. A esta situación, según las autoridades armenias, se ha llegado por el boicoteo de Azerbaiyán en el suministro de combustible. Armenia insistió ante Vance en la necesidad de que intervenga la ONU u otro organismo internacional, mientras que los azeríes excluyen la intromisión de terceros. Vance anunció que hoy viajaría a Nagorni Karabaj. La tregua de una semana acordada en este conflictivo enclave entra en vigor hoy.Otro conflicto étnico, el de Tartaria, asoma ahora con la celebración mañana de un referéndum que en Moscú se considera independentista. Tártaros de Crimea se manifestaron ayer en Kiev para pedir la recuperación de las tierras de que son originarios.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana