ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

lunes, 2 de diciembre de 1991

Enagas, Sonatrach, Gas de France y Ruhrgas negocian el contrato de gas para la Europa de los noventa

  • La producción eléctrica aumenta los ingresos del grupo público en 170.000 millones

La Empresa Nacional de Gas (Enagas) está negociando con las principales compañías nacionales europeas, Ruhrgas AG, (Alemania), Gas de France (Francia), Distrigas (Bélgica) y Suisgas (Suiza), la constitución de consorcios "que asegurarán la principal fuente de suministro de gas en el continente europeo en los años noventa", según explica Juan Badosa, presidente de la empresa pública.

La primera fase del gasoducto del Magreb -que se completará con la salida a Francia- y el segundo gran gasoducto español en estudio -que unirá el sur de España con la localidad francesa de Perpiñán- son los dos ejes del nuevo contrato de suministro para Europa y supondrán una inversión superior a 300.000 millones de pesetasEl gasoducto del Magreb -que será operativo a finales de 1995- "ha sido entendido por los Gobiernos de Marruecos y Argelia como un factor primordial en la integración industrial de la cornisa norafricana y su conexión con Europa", señalan fuentes del grupo público gasista, propiedad del Instituto Nacional de Hidrocarburos (INH). Gas France han cerrado con Enagas un primer acuerdo para participar en la construcción del gasoducto a su paso por Marruecos; otras empresas, como Ruhrgas, Suisgas o Distrigas, negocian con el grupo público español la creación de un consorcio para construir el segundo gasoducto de España, que unirá el sur del país con Perpiñán (Francia), con una inversión superior a 100.000 millones de pesetas.

El gasoducto Magreb-Europa, entendido por los grupos energéticos estatales del entorno comunitario como la auténtica renovación de los suministros, se perfila como una fuente para los países del Este, incluidas las repúblicas bálticas, "dadas las dificultadas de estos nuevos Estados para hacer frente a los costes del gas de Rusia a los precios de mercado impuestos tras la desaparición del Comecon ", señala Badosa.

El deterioro en el entorno del gas siberiano -canalizado en los países de Centroeuropa por Ruhrgas desde los años setenta- y la insuficiencia del aprovisionamiento noruego procedente de las reservas de Troll (mar Báltico) han convencido a los Estados miembros de la CE de la importancia del suministro argelino, cuya llave tiene Enagas.

El esfuerzo en infraestructuras que está desarrollando Enagas es consecuencia directa del papel del gas natural en la generación eléctrica previsto en el nuevo Plan Energético Nacional (PEN), que significará para el INH unos ingresos brutos de 170.000 millones de pesetas en los próximos cinco años.

Distribución directa

La cogeneración y la desaparición de las centrales de fuel para convertirse en producciones de ciclo combinado convierten a Enagas en el principal suministrador de gas en España con mucha diferencia en relación con Gas Natural, SA, y el resto de pequeños distribuidoras (Gas Euskadi, Gas Zaragoza y otras). La distribución directa a los clientes de Enagas es, en la actualidad, el 50% del mercado nacional. En el año 2000 este porcentaje será del 75%, mientras que el resto estará formado por los mercados doméstico y comercial, encomendados a Gas Natural de acuerdo con los planes diseñados por Industria.En la primera fase del gasoducto del Magreb -170.000 millones de pesetas de inversión-, la sociedad gasista de Argelia construirá su tramo (62.000 millones de pesetas de inversión), y un consorcio constituido por Gas de France, Enagas y Gas Marruecos se encargará del tramo marroquí (cerca de 100.000 millones). "En este consorcio estarán presentes Enagas, con el 60%; Gas de France, con el 30%, y la empresa de Marruecos, con el 10%, de forma que se consiga proporcionalmente la presencia de accionistas de los países que se aseguran el suministro con la construcción del gasoducto", señalan fuentes de Enagas.

El gasoducto del Magreb enlazará Hassi R'Mel (Argelia) con Sevilla, y el gas será transportado en la misma red que atraviesa España hasta el enlace Calahorra-Lacq, por el que los franceses establecerán la conexión pagando un canon.

En estos momentos, los proyectos en marcha de Enagas con el visto bueno de Industria totalizan una inversión de 330.000 millones, lo que incluye los relacionados con el gas argelino -almacenamientos subterráneos y la conexión con Francia por Calahorra-Lacq- y otros como el contrato de suministro con Nigeria, o la compra de gas noruego.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana