ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

lunes, 25 de noviembre de 1991

La cirugía de la médula espinal tiene futuro, según los especialistas enviados a Moscú

  • La comisión recomienda realizar en España parte de las técnicas del profesor Yumashev

La comisión médica enviada por Sanidad a Moscú con la misión de evaluar las operaciones en la médula espinal que practica el profesor Gueorgui Yumashev en lesionados medulares ha llegado a la conclusión de que estas técnicas tienen futuro, y una parte de ellas podría realizarse en España. Yumashev, miembro de la Academia de Moscú, afirma que el 11% de los pacientes operados ha recuperado sensibilidad y cierta capacidad de movimiento. El doctor Gabriel Gili, que durante su estancia en Moscú operó con Yumashev, afirma que está dispuesto a iniciar una parte de estas técnicas.

En opinión de la comisión, de iniciarse un programa en España, éste incluiría de momento únicamente las lesiones de la región lumbar y sacra, por ser las que pueden ofrecer mejores resultados. En el caso de las situadas por encima de la región lumbar, la comisión aconseja continuar los experimentos en laboratorio y en animales, ya que de momento los resultados obtenidos por Yumashev son muy pobres.Gabriel Gili, cirujano del hospital de Sabadell, propone también operar a los enfermos que sufran determinadas lesiones incompletas -aquellas en que no se produce una ruptura total de la médula- para facilitar la conexión neuronal de las células no dañadas. Yumashev aplica en estos casos en la zona afectada inyecciones de células embrionarias, concretamente de células del ventriculo cerebral, obtenidas de fetos vivos de aborto y sometidas a tratamiento especial. Un equipo de la Universidad de Karolinska, en Estocolmo (Suecia), está ensayando también en animales estas técnicas, con resultados muy esperanzadores.

La comisión, que se reunió el viernes en Madrid para emitir su informe, estaba integrada, además de por Gabriel Gili, en calidad de cirujano, por cinco especialistas en lesiones medulares: Jesús Mazaira, director del hospital de parapléjicos de Toledo; Antonio Rodríguez Sotillo, del hospital Juan Canalejo de La Coruña; Juan Ciarcía Reneses, de La Paz, de Madrid; María del Carmen Arechaga, del Hospital General de Asturias, y Luis Ledesma, del Miguel Servet de Zaragoza.

La comisión estima que las técnicas de Yumashev que presenten buenos resultados pueden realizarse en España, por lo que no es necesario que los enfermos viajen a Moscú. En cualquier caso, las intervenciones no pueden comenzar inmediatamente. Para iniciar el programa es preciso, en opinión de la comisión, establecer las cauciones científicas necesarias. Para ello ha solicitado al Ministerio de Sanidad que gestione una nueva estancia en Moscú de un equipo de cirujanos y especialistas españoles con el fin de efectuar un estudio clínico y, si se confirman las expectativas de resultados, preparar los protocolos necesarios para comenzar a operar en España.

Caída de un tabú

"Creo que ha caído un tabú", manifestó a este diario Gabriel Gili. "Se consideraba que la médula espinal no podía regenerarse, pero estudios muy recientes han vuelto a la teoría inicial de Ramón y Cajal, que ya en 1905 observó experimentalmente el crecimiento de los axones (prolongaciones de la las neuronas) lesionados. Si la medicina es capaz de reimplantar brazos o trasplantar órganos, ¿por qué no va a plantearse superar el problema de la lesión medular? Cuando se pensó en hacer trasplantes, muchos dijeron que aquello era una locura y hoy es casi una operación de rutina. Debemos intentarlo. Y si no empezamos, nunca superaremos las dificultades".Los experimentos que se estaban realizando en animales se interrumpieron en 1980, cuando en un congreso mundial se concluyó que el restablecimiento de las conexiones neuronales era imposible porque la cicatriz glial que se produce en el lugar de la lesión impide la regeneración de los axones. "Por primera vez he abierto la duramadre (funda exterior de la médula) y he podido ver por dentro la lesión. La cicatriz glial no es una barrera insalvable, es el producto de los axones que mueren. Lo importante es evitar el crecimiento del tejido conjuntivo, y ése es un gran reto para los inmunólogos", afirma Gili.

Las lesiones que tienen mejores perspectivas son las de la región lumbosacra, porque la médula espinal tiene aquí las características de un nervio periférico, en el que el crecimiento de los axones está demostrado. Según la comisión, "es muy importante el momento adecuado para efectuar la intervención. Ésta debe realizarse entre las tres semanas y los tres meses de haberse producido la lesión. En casos muy concretos, ese plazo puede ampliarse hasta un año, pero no después. También en algunos casos estaría indicado intervenir inmediatamente después del accidente".

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana