ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

lunes, 4 de noviembre de 1991

Vaginitis por hongos

El abuso de antibióticos favorece las infecciones por cándidas

Los servicios de ginecología han observado en los últimos años un incremento de las consultas debidas a vaginitis por hongos. Diversos expertos indican que una de las causas de este incremento puede ser el consumo abusivo de antibióticos, que destruyen la flora intestinal y favorecen el desarrollo de los hongos vaginales. Si la infección no es tratada adecuadamente puede dar lugar a una micosis crónica con infecciones de dificil tratamiento.

Los hongos causantes de la vaginitis son unas levaduras que se encuentran habitualmente en el tubo digestivo de la mayor parte de las personas, muchas veces desde las pocas semanas de vida. Se trata de unos organismos unicelulares, entre los que destaca la Cándida albicans, que viven en la flora intestinal.La infección no se produce, como mucha gente cree, por contagio en lavabos o duchas, y muy pocas veces por relaciones sexuales, pues no se trata de una enfermedad de transmisión sexual. Según Jósep Marla Torres, especialista en micosis del hospital del Mar de Barcelona, para que los hongos se conviertan en patógenos deben concurrir diversas circunstancias, entre ellas una predisposición personal.

Los cambios hormonales que se producen durante el embarazo provocan, según Josep Maria Torres, un disminución en la acidez de la mucosa vaginal que puede favorecer la infección. También la diabetes aumenta el contenido de azúcares de la mucosa y puede dar lugar a una vaginitis por hongos. En algunos casos, la falta de higiene puede ser un factor coadyuvante. Pero últimamente se ha observado que la infección puede estar relacionada con el abuso de antibióticos.

Flora intestinal

"Está comprobado que cuando se toman tratamientos prolongados o intensos de antibióticos, se destruye la flora intestinal y ello da a la levadura la oportunidad de romper el equilibrio y provocar una infección", añade el dermatólogo Adolfo Aliaga, del Hospital General de Valencia. España se encuentra entre los países en que más antibióticos se consumen. "Algunos autores han relacionado también una mayor frecuencia de la candidiasis con el uso de ropas artificiales excesivamente ajustadas que no permiten la transpiración", señala Josep Maria Torres.Los síntomas de la infección suelen ser picores, secreción abundante de un flujo espeso y de color blanquecino, ardores vaginales y, en algunos casos, inflamación y dolor en la relación sexual. Las micosis vaginales son especialmente graves, según Torres, en las enfermas del sida. A veces, la infección remite espontáneamente sin tratamiento, pero normalmente vuelve a aparecer.

Existe en el mercado un amplio abanico de medicamentos eficaces contra la vaginitis por hongos, pero si no recibe el tratamiento adecuado puede convertirse en una dolencia crónica, resistente a los fármacos. "Se considera que estamos ante un proceso crónico cuando, una vez tratada adecuadamente la infección, ésta se prolonga durante más de dos meses, o cuando, habiendo sido tratada, se producen más de tres episodios seguidos en el plazo de un mes. En estos casos, el tratamiento presenta mayores dificultades", explica Torres.

"Las candidiasis vaginales crónicas pueden ser también la primera manifestación de otras enfermedades, como la diabetes o el sida", añade. El tratamiento puede ser oral o tópico, y suele incluir la recomendación de no tener relaciones sexuales durante un tiempo y adoptar medidas higiénicas.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana