ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

lunes, 9 de septiembre de 1991
EL CONFLICTO BALCÁNICO

El presidente Mesic amenaza a los generales

  • Macedonia vota en referéndum su independencia de Yugoslavia

ENVIADO ESPECIALEl Ejército y la guerrilla serbia respondieron ayer con varias decenas de ataques a la orden dada por el presidente de la jefatura colectiva del Estado, el croata Stipe Mesic, al Alto Estado Mayor para que retire inmediatamente a los cuarteles sus fuerzas desplegadas en Croacia. Mesic amenazó con un consejo de guerra a los generales si no obedecen. Según fuentes croatas, las bajas en los enfrentamientos de ayer exceden considerablemente las cifras de las de días anteriores. Mientras, en Macedonia, la población de una tercera república yugoslava acudía, tras la eslovena y la croata, a decidir sobre su independencia y el fin de la federación.

El presidente de Macedonia, Kiro Gligorov, dejó clara por la mañana su esperanza en un resultado masivo en favor de la independencia. Según manifestó después de votar en Skopje, Gligorov señaló que se sentía feliz "por el hecho de que esta generación de macedonios pudiera hacer valer su voto por la independencia". Horas después del cierre de los colegios, fuentes oficiosas aseguraban que el voto independentista había ganado sobradamente. El pasado fin de semana algunos sondeos yugoslavos daban la cifra de un 84% a favor de la secesión.Coincidiendo con el referéndum en Macedonia, en la república de Bosnia-Herzegovina se ha disparado la tensión entre las comunidades serbia y musulmana. Fuentes de la Bosanska Krajina manifestaron ayer a este diario que la población musulmana ha alcanzado el "límite de su tolerancia" ante las "continuas agresiones de grupos serbios", que controlan ya prácticamente un tercio de la república.

Los grupos islámicos, con el partido musulmán en el poder del presidente Alia Izetbegovic a su cabeza, han declarado que no tolerarán que los combates entre serbios y croatas hagan rehén a Bosnia-Herzegovina. El comienzo de un conflicto entre musulmanes y serbios en Bosnia es una de las más graves amenazas para la extensión general de la guerra a todos los Balcanes.

Los combates en Croacia, que durante la noche habían bajado en intensidad, se recrudecieron con ataques de la guerrilla serbia y el Ejército contra las fuerzas croatas en Okucani, la ciudad de Pakrac y diversas localidades de la Banija.

Todo parecía indicar ayer por la tarde que el. Ejército y la guerrilla han lanzado una nueva ofensiva para fortalecer sus posiciones antes de la reanudación de la conferencia de paz el próximo jueves. En Pakrac como en Banija se habían producido ayer de nuevo numerosas bajas entre miembros de la Guardia Nacional. El Ejército reanudó el fuego con sus carros de combate y los bombardeos sobre Osijek, en especial el aeropuerto civil, ayer por la mañana, donde fue destruido un avión en tierra.

Pese a la resistencia mostrada por la Guardia Nacional en los combates en Okucani y Nova Gradiska en los últimos días, la guerrilla serbia, apoyada por carros de combate y fuego artillero federal, había logrado extender su control en el avance hacia el Norte. Todo indica que intentan cortar la carretera entre Podravska Zlatina y Virtovitica, junto a la frontera húngara, el único paso que queda entre Croacia central y la localidad de Osijek.

A su vuelta de La Haya, donde había asistido a la inauguración de la conferencia de paz sobre Yugoslavia auspiciada por la Comunidad Europea (CE), Mesic había ordenado al Ejército regresar a sus cuarteles, advirtiendo que la desobediencia equivale a un golpe de Estado.

Nadie cree en Croacia que el Ejército vaya a obedecer por primera vez a Mesic. Las ciudades que son objetivos aprovechaban el domingo para fortalecer sus defensas antiaéreas. En Zagreb ha sido reabierto el gran refugio antiaéreo bajo el centro de la ciudad, que se hallaba cerrado desde el final de la II Guerra Mundial. Sisak, Zadar, Novska y otras muchas ciudades se dedicaba ayer a llenar sacos de arena para cubrir las ventanas de los sótanos habilitados como refugios antiaéreos.

[El papa Juan Pablo II llamó ayer a favor del "fin de los combates en Croacia" y "por la paz para todos los pueblos de Yugoslavia", informa France Presse].

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana