ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

jueves, 6 de diciembre de 1990

El caso del dentista

Kim Bergalis es una joven de West Palm Beach (Florida) que ha declarado haber contraído el sida en la consulta de su dentista durante una extracción dental hace dos años. Su médico, David J. Acer, murió a consecuencia de la enfermedad el pasado mes de septiembre.El doctor Acer sembró el pánico entre sus pacientes cuando días después de su muerte se publicó una carta póstuma en un periódico local en la que recomendaba a sus clientes que se efectuaran el análisis del sida. En el último mes, 500 de sus pacientes se han efectuado el análisis. Se desconoce si hay nuevos casos de contagio.

La publicación de la historia de Bergalis, que para Emilio Serena, presidente de la Asociación Odontológica de España, podía "producir una situación de alarma e inquietud, sobre todo porque echa por tierra todas las recomendaciones dadas sobre la prevención del sida", se ha convertido en un tema de interés nacional en EE UU.

Bergalis ha aparecido en la portada de las principales revistas de Estados Unidos y en los más prestigiosos programas de televisión, donde su caso ha servido para plantear si las recomendaciones sanitarias para prevenir la enfermedad son suficientes. El caso ha servido también para saber que 5.000 médicos norteamericanos con sida siguen ejerciendo su profesión actualmente.

El caso Bergalis es el centro de una investigación federal que deberá determinar si fue contagiada por su dentista y si el médico obró prudentemente. La versión de la joven cuenta con el respaldo del Centro de Control de Enfermedades de Atlanta y con la crítica y el rechazo de todas las asociaciones de dentistas de Estados Unidos.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana