ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

lunes, 8 de octubre de 1990
LA CRISIS DEL GOLFO

El plazo para evitar la guerra se agota, según Fernández Ordóñez

  • La CE normalizará las relaciones con China, Irán y Siria

La respuesta de la CE ante la eventualidad de una guerra con Irak fue abordada ayer en Asolo, cerca de Venecia, por los ministros de Asuntos Exteriores de los Doce. La Comunidad Europea continúa apostando por una salida política al conflicto, que ha convenido en llamar "solución legal dentro del marco de la Carta de las Naciones Unidas". El ministro español, Francisco Fernández Ordáñez, señaló que la impresión general es pesimista. "Todavía tenemos un margen, pero estamos agotando el tiempo de espera para evitar una intervención armada", dijo.

,"La discusión ha sido muy delicada y las declaraciones de Fernández Ordóñez están hechas sobre la base de la objetividad y el buen sentido, pero es más político decir que el tiempo juega a nuestro favor y en contra de Sadam Husein", declaró el ministro italiano, Gianni de Michelis, presidente de la reunión. En su opinión, "el aislamiento de Irak aumenta y la eficacia del embargo está afectando a la máquina mil¡tar y económica de ese país".Douglas Hurd, ministro británico, afirmó que, "de acuerdo con el artículo 51 de la Carta de la ONU, existe una justificación legal para una intervención militar, aunque se buscaría el máximo apoyo internacional posible". Según el francés Roland Dumas, "de momento se mantiene un amplio y rico intercambio de información, y Francia está dispuesta a su participación aeronaval en defensa de los países que puedan ser atacados por Irak". Para el alemán Hans Dietrich Genscher, 1as resoluciones de la ONU son innegociables", aunque el holandés; Hans van den Broek defiende que, si Sadam Husci,n acepta alguna de las condiciones impuestas, "habría que hablar con él".

"Con Sadam no hay que negociar, con la misma doctrina que se aplica con los terroristas", afirmó el ministro español. Fernández Ordóñez se negó a cuantificar las posibilidades de guerra y a precisar si un mes será el plazo máximo de espera para que Irak se retire de Kuwait, pero admitió que las posibilidades de conflicto son mucho mayores que las de una "solución legal pacífica".

Los ministros de la CE se plantearon ayer por primera vez el escenario de que Sadam Husein aceptaba retirarse de Kuwait, pero continuara en el poder en Irak. La impresión mayoritaria es que seguiría siendo un factor de tensión en la región.

La decisión de Italia de cerrar su Embajada en Kuwait, a pesar del especial significado de ser el país que preside actualmente la CE, no suscitó críticas. De, Michelis explicó que la sede diplo mática estaba cercada por las tropas iraquíes y carecía de electricidad y víveres. Según Hurd, no hay acuerdo de coordinación sobre el cierre y cada país decidirá por su cuenta. "Nosotros tomamos los primeros esta decisión y ahora comienzan a imitar nuestro ejemplo", declaró Fernández Ordóñez.

Aislar Bagdad

La necesidad de aislar más a Irak ha provocado la revisión de las relaciones de la CE con Irán, Siria y China. El tema será debatido en el Consejo de Ministros de Exteriores del 22 de octubre, en Luxemburgo. Los Doce valoran especialmente el apoyo de China a las resoluciones de la ONU sobre el embargo a Irak, las promesas del Gobierno de respetar los derechos humanos y su apoyo al plan de paz en Camboya. El bloqueo de las relaciones, con China fue decidido a raíz de la represión en la plaza de Tiananmen, aunque desde hace meses algunos países han comenzado a desbloquear créditos a la exportación y otros in1trumentos de cooperación con China. "Estoy dispuesto a ir cuanto antes a Pekín, porque España tiene interés en la cooperación con este país, pero no pienso hacer el viaje hasta que la situación esté aclarada y la CE decida", explicó Fernández Ordóñez.

Con Irán, la Comisión Europea y la presidencia italiana llevan meses de contactos y ambas partes. han coincidido en "la voluntad de superar los obstáculos".

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana