ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

viernes, 5 de octubre de 1990

Jesús Gil cifra en más de 500 millones los ingresos perdidos por la eliminación de la Copa de la UEFA

  • "A Baltazar le sale todo mal y tendré que averiguar qué le pasa", afirma el presidente

Jesús Gil, presidente del Atlético de Madrid, cifró ayer en más de 500 millones de pesetas el dinero que deja de ingresar el club rojiblanco como consecuencia de su prematura eliminación de la Copa de la UEFA. Gil, en un tono reflexivo y sosegado muy alejado de la explosión de ira que protagonizó tras la polémica derrota del Atlético en San Mamés, afirmó: "No es el momento de cortar cabezas". Sin embargo, el frustrado sueño europeo dejará secuelas en lo deportivo. Baltazar, de quien Gil ha intentado desprenderse en varias ocasiones, afronta su peor momento en el club del Manzanares.

El presidente rojiblanco declaró ayer: "Mi máxima preocupación ahora es arreglar las consecuencias económicas de este fracaso, ya que son más de 500 los millones que hemos perdido". la competición europea ha supuesto un ruinoso negocio para la gestión económica de Jesús Gil. Desde su llegada a la presidencia en junio de 1987, el Atlético ha participado en tres ediciones de la Copa de la UEFA, sin poder superar la primera eliminatoria en ninguna de ellas.A pesar de que la Liga de Fútbol Profesional exige a los clubes incluir en sus presupuestos únicamente la previsión de ingresos de la primera ronda continental, tanto Gil como otros presidentes de Primera División confeccionan sus cuentas con unas expectativas mucho -más generosas -dos eliminatorias como mínimo-, a partir de las ganancias en taquilla y la cesión de derechos televisivos. En este sentido, el lucro cesante (dinero dejado de percibir) se convierte en un perjucio para el balance final de la entidad.

Una broma muy cara .

La pasada temporada, cuando el Atlético fue eliminado en treintaidosavos de final por el Fiorentina, Gil comentó: "La broma nos va a costar unos 500 millones de pesetas". La eliminatoria se saldó con un superávit de 120 millones de pesetas, ya que el club ingresó 110 millones de Televisión Española y 55 de recaudación, tras haber presupuestado 45 al inicio de la temporada. Sin embargo, Gil confiaba alcanzar, corno mínimo, los dieciseisavos de final, lo que habría propiciado unos 200 millones más. De haber alcanzado las semifinales, la suma habría ascendido a 600 millones.

En esta ocasión, la recaudación obtenida ante el Timisoara alcanzó los 60 millones de pesetas, cantidad a la que hay que añadir el centenar pagado por Televisión Española en virtud del acuerdo que alcanzó con el Atlético en los inicios de la temporada 1989-90. Este es el aspecto que más preocupa a Gil, por ser el que más le perjudica.

El presidente rojiblanco cedió los derechos de retransmisión televisiva de cinco compromisos europeos de su equipo a cambio de 110 millones por encuentro. Gil confiaba resolver el acuerdo en dos temporadas, como máximo, para poder ofrecer de nuevo la exclusiva a un mercado televisivo mucho más competitivo por la existencia de tres cadenas privadas. Sin embargo, las expectativas no se han cumplido y, de momento, Gil ha necesitado dos temporadas para agotar dos de los cinco partidos recogidos en el. contrato, lo que ha reducido notablemente la rentabilidad del mismo. Gil afirmó que, en lo deportivo, lo único que piensa hacer es "seguir trabajando. No es el momento de cortar cabezas". "Con el equipo haré lo que me diga el entrenador, a quien lo único que le he dicho es que siga trabajando y que esté tranquilo. Ivic cuenta con toda mi confianza", añadió el presidente atlético.

Gil es partidario de prescindir del delantero Baltazar, cuyo rendimiento, al igual que el de Juan Carlos y Julio Prieto, ha, cuestionado repetidamente. El presidente, según confesó él mismo a EL PAÍS, intentó deshacerse del brasileño,a principios de temporada e incluso aceptó una oferta del Sevilla, pero Baltazar, siempre según Gil, se negó a abandonar el Atlético. "A Baltazar le sale todo mal. Ten dré que averiguar qué le pasa. Sobre su futuro sólo puedo decir que esta temporada finaliza su contrato", comentó el dirigente rojiblanco, que mantiene la convocatoria de una asamblea de socios para mañana sábado.

El brasileño se negó a comentar nada tras la derrota con el Timisoara. "En el Atlético me he acostumbrado a perder. Sé que todavía tiene que haber más noches como la de ayer", dijo, sin embargo, Futre. Baltazar delegó ayer en el contestador automático de su teléfono, que a lo largo del día repitió sin cesar un mismo mensaje: "Hay un solo Dios y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre".

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana