ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 1 de septiembre de 1990

La guerrilla liberiana secuestra al embajador de Guinea-Conakry

  • La fuerza multinacional africana toma uno de los dos aeropuertos de Monrovia
Abiyán 1 SEP 1990

El embajador de Guinea-Conakry en Monrovia se halla entre los 2.000 africanos residentes en la capital liberiana que han sido detenidos por la guerrilla liberiana del Frente Patriótico Nacional (FPN) al mando de Charles Taylor, en represalia al despliegue de la fuerza de paz enviada por la semana pasada a Monrovia por la Comunidad de los Estados del África Occidental (CEDAO), según informaron ayer fuentes diplomáticas. La agencia de noticias de Ghana acusó ayer a las fuerzas de Taylor de haber realizado una matanza de ciudadanos de este país que, al igual que Guinea-Conakry, integra la fuerza multinacional que ayer tenía previsto iniciar la evacuación de 7.000 africanos en Monrovia.Mientras, las tropas de la CEDAO -integradas por Nigeria, Ghana, Guinea-Conakry, Gambia y Sierra Leona- continuaron ayer su avance por la capital liberiana en dirección a las líneas de la facción del FPN de Taylor en el marco de una operación para imponer una tregua a la guerra civil que asola liberia desde hace ocho meses. Taylor se opone a esta iniciativa por considerar que los miembros de la CEDAO, en especial Nigeria, han acudido a Monrovia en ayuda del presidente Samuel Doe. Por esta razón ha amenazado con atacar al contingente de paz y tomar represalias contra los residentes africanos procedentes de los países que integran el contingente de paz.

La fuerza africana se hizo ayer con el control del aeropuerto de Spriggs Payne, uno de los dos con que cuenta Monrovia, situado en la zona de las embajadas extranjeras. El contingente tenía previsto seguir su marcha en dirección a las embajadas de Sierra Leona y Nigeria donde se hallan concentrados centenares de extranjeros de países limítrofes amenazados por los rebeldes y que la CEDAO pretende poner a salvo en el marco de un plan de evacuación de 7.000 residentes africanos en Monrovia que tenía previsto poner en marcha ayer.

Taylor ha rechazado haber detenido a unos 2.000 africanos extranjeros para ejecutarlos. "No son rehenes", subrayó ayer, al explicar que su detención tiene como objetivo proteger su seguridad ante un posible ataque de la fuerza multinacional contra el FPN. Los portavoces de Taylor no hicieron ayer ningun comentario a la noticia dada por la agencia de noticia de Ghana sobre un supuesto ataque que sus fuerzas efectuaron la pasada semana contra Barnesville, un poblado a unos seis kilómetros del puerto de Monrovia. Según estas fuentes, unas 200 personas perdieron la vida en la matanza.

Sin embargo, numerosos observadores extranjeros han denunciado las ejecuciones sumarias efectuadas por los rebeldes en los territorios bajo su control de civiles liberianos de las etnias krahn y mandinga, afines al presidente Doe, así como de los africanos pertenecientes a estas tribus comunes a otros países vecinos.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana