Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
ITALIA 90

Higuita regaló la victoria a Camerún

Roger Milla camina hacia al leyenda y hace historia en cada partido. Esta vez entregó con dos goles, uno de ellos soberbio y el otro ejemplar, el pasaje a Camerún hacia los cuartos de final. Nunca un futbolista tan veterano había logrado marcar en un Mundial de fútbol. Milla, con 38 años, semiretirado del fútbol en una remota isla del Indico, ha anotado cuatro goles en este torneo y ha entregado a su equipo la oportunidad histórica de jugar los cuartos de final del mayor torneo futbolístico del mundo, honor que nunca antes había correspondido a una selección africana.Milla confirmó punto por punto el discurso de su equipo en esta competición. Camerún lleva a sus adversarios a la desesperación y los remata con un par de escapadas de su viejo delantero. Sus goles llegaron muy tarde, como ocurrió ante Rumania, después de que Colombia cayera aturdida en el heterodoxo juego que propugnaba Camerún. También hubo una lectura amarga y ejemplar para la selección suramericana: el juego de Higuita, excelente casi siempre, genera riesgos como el del segundo gol. Milla aprovechó un mal control del balón con el pie del guardameta colombiano y le birló la cartera.

Como concepto democrático es una excelente noticia que Camerún continúe su aventura en el Mundial. Su progresión revienta algunos mitos sobre la hegemonía indiscutible de dos continentes, Europa y Suramérica, y sirve como banderín de enganche al fútbol de unos países que viven el juego de una forma directa y pasional, aunque muy precaria en el aspecto financiero. Sin embargo, el eficaz torneo de Camerún responde a un modelo conservador y confuso del fútbol. Sus victorias vienen generalmente del grado de aturdimiento que genera este equipo entre los adversarios. La idea básica de Camerún en el campo es una resistencia a ultranza, el vigor físico de sus jugadores, los marcajes severísimos y la espera de una oportunidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 24 de junio de 1990

Más información

  • Un equipo africano se clasifica por vez primera para los cuartos de final de un Mundial