ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 16 de junio de 1990
EL LIBRO BLANCO DE LA REFOMA DE LA RENTA Y EL PATRIMONIO

La compra de la vivienda habitual mantendrá todos los beneficios fiscales de la ley actual

  • La deducción por alquileres se hará en la cuota del IRPF

El nuevo impuesto sobre la renta mantendrá todos los beneficios fiscales de que ahora goza la compra de la vivienda habitual. Este tratamiento fiscal, que el ministro de Economía y Hacienda califica de "excepcionalmente favorable", estará acompañado por una deducción en la cuota para los contribuyentes de menores rentas que no tengan la vivienda en propiedad, sino en alquiler. La deducción en la cuota por gastos de alquiler de vivienda no será una cantidad fija, sino que dependerá del nivel de rentas del inquilino y de la proporción que el alquiler suponga en esa renta.

El nuevo IRPF mantendrá los beneficios fiscales a la compra de la vivienda habitual, según aclaró ayer el ministro de Economía, Carlos Solchaga. Estos beneficios incluyen una deducción en la base de cada contribuyente de hasta 800.000 pesetas anuales por los intereses de los créditos pedidos para financiar la vivienda, la deducción en la cuota del 15% del capital empleado en la compra y la exoneración de la tributación de las plusvalías cuando el importe de la venta de la vivienda habitual se reinvierta en otra vivienda. La reforma del IRPF tampoco modificará el 2% del valor catastral de las viviendas en propiedad, que ya ahora se imputa como una renta más del contribuyente. Solchaga reiteró la intención del Gobierno de utilizar esta vía de imputación de rentas para introducir un impuesto sobre los inmuebles construidos en España pero registrados en paraísos fiscales como Gibraltar.Los beneficios fiscales por la compra de la primera vivienda estarán acompañados, en el nuevo IRPF, por la anunciada desgravación por alquileres. En concreto, el nuevo IRPF introducirá una deducción en la cuota del impuesto (no en la base, pues esto último tiene carácter regresivo según el ministro de Economía) que se calculará en función de dos variables: de cuál sea la renta del individuo, ya que la deducción sólo será efectiva para los ingresos bajas, y de qué proporción suponga el alquiler del piso en esa renta.

Solchaga no quiso especificar qué nivel de rentas se considera como suficientemente bajo como para permitir la deducción por alquileres, ni cuál será la relación entre el peso del alquiler en los ingreso del contribuyente y las posibilidades de desgravación que permitirá el nuevo impuesto.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana