Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
LA GUERRA DE LA DROGA

Cadena perpetua en EE UU para el "narco" hondureño Juan Ramón Matta

El narcotraficante hondureño. Juan Ramón Matta, el barón de la cocaína más importante de cuantos, se hallan encarcelados en Estados Unidos, ha sido condenado por un tribunal de Los Ángeles (California) a cadena perpetua y no podrá acceder a la libertad provisional. Matta, juzgado a principios de septiembre, fue hallado culpable de controlar un imperio valorado en 2.000 millones de dólares (220.000 millones de pesetas) y de haber distribuido cocaína en la zona de California por valor de 73 millones de dólares (unos 8.000 millones de pesetas).

La sentencia le fue comunicada ayer a Matta por la juez Pamela Ann Rymer. En la sala se encontraban, además del detenido, su esposa y dos de los cinco hijos del narcotraficante, uno de los cuales rompió a llorar en cuanto se conoció la pena impuesta.Al hacer pública la decisión, la juez manifestó que además de la cadena perpetua, Matta era condenado a otros 75 años de encarcelamiento adicionales y al pago de 200.000 dólares de multa.

Esta sentencia es algo inferior a la dictada en 1987 en el caso de Carlos Lehder, uno de los jefes del cártel de Medellín, también condenado en Estados Unidos a cadena perpetua sin posibilidad de remisión y a una pena subsidiaria de 135 años de cárcel, que cumple en la actualidad en la prisión de máxima seguridad de Marion, en el Estado de Illinois.

Durante el juicio a Matta, los defensores intentaron en vano demostrar que su cliente había sido secuestrado en su casa de Tegucigalpa y que, tras ser torturado, fue trasladado ilegalmente hasta: la República Dominicana, donde fue entregado a varios agentes de la DEA, la agencia antinarcóticos de EEUU.

Los defensores acusaron a los agentes norteamericanos de haber violado la soberanía de Honduras al ordenar la operación del arresto de Matta.

Acusación a la DEA

La DEA ha rechazado las acusaciones y ha afirmado que el narcotraficante fue detenido legalmente por la policía hondureña.

Martin Stolar, uno de los abogados de Matta, presentó al detenido como un "hombre religioso" que jamás había sido detenido por tráfico de estupefacientes.

Stolar, quien anunció que recurrirá a la sentencia, leyó una declaración de su defendido en la que Matta explicaba: "Soy un hombre inocente que ha sido secuestrado por las autoridades".

Estoy en sus manos", decía, "y su decisión puede causar la felicidad para mi familia y para mi mismo o puede causar la destrucción de todos nosotros".

Matta, conocido por el apodo de el Negro, tiene pendientes otros tres procesos en Fénix (Arizona), San Diego y Los Angeles. El historial policial del condenado se inició en 1970, cuando fue detenido en Virginia con 25 kilos de cocaína.

La Justicia no pudo condenarle por tráfico de estupefacientes pero sí por entrada ¡legal en Estados Unidos, por lo que fue internado en un campo de trabajo de Florida, de donde escapó en 1971. Matta que poco después formaría uno de los clanes de la droga más importantes y activos del mundo, aún tiene pendientes otros dos años de cárcel por aquella fuga.

Las reacciones a la detención de Matta en su casa de Tegucigalpa y su posterior extradición a Estados Unidos, vía la República Dominicana, provocaron serios incidentes en la capital hondureña, que tuvieron un saldo de cinco muertos.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de enero de 1990

Más información

  • El acusado controlaba un 'imperio' multimillonario