Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:MÚSICA CLÁSICA

Ágil y biensonante

El pianista Dimitris Sgouros y el director Salvador Mas elevaron notablemente el tono del último concierto de la Orquesta Nacional de España (ONE), a cuya brillantez contribuYeron el coro de la casa, que dirige Blancafort, y un cuarteto de solistas de gran calidad.Sgouros (Atenas, 1959) es un intérprete preciosista, de claro juego virtuosista y diversidad muy amplia de ataques, que en una obra como el Concierto número 3 de Prokofiev encontró ocasión para ganarse al público.

Magnífica, en todos los aspectos, fue la colaboración de Salvador Mas con la ONE. Hace tiempo que no escuchábamos al maestro barcelonés, lo que nos permitió comprobar la curva ascensional de su técnica, tanto en Prokofiev como en la Misa en do menor de Mozart.

Orquesta y Coros Nacionales

Director: S. Mas. Directora del Coro: A. Blancafort. Solistas: D. Sgouros, pianista; M. Venuti, soprano; E. Filipova, mezzo; J. Cabero, tenor, y L. Álvarez, bajo. Obras de Prokofiev y Mozart. Gran Auditorio, 24, 25 y 26 de noviembre.

Esta gran obra del compositor salzburgués, fechada en 1785, presenta extremos estilísticos variados y fue resuelta por el director y sus colaboradores con intensa y natural belleza. La soprano María Venuti, en su dificil parte, cantó y encantó; su bello timbre, se unieron y contrastaron con el hermoso color y el buen hacer de la mezzo búlgara Elena Filipova. A ambas solistas se sumó la calidad del bajo madrileño Luis Álvarez y el inteligente trabajo del tenor barcelonés Joan Cabero. Si exceptuamos ciertos apuros en algunos pasajes orquestales de Prokofiev, la Nacional se mostró ágil y biensonante y el éxito fue grande para todos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 27 de noviembre de 1989