ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

miércoles, 18 de octubre de 1989

Ancianos de una residencia ilegal han sido mudados tres veces de centro en 72 horas

  • Inspección en el local de Torrelodones tras su paso por Las Rozas y Alcobendas

Consejería de Integración Social de la Comunidad de Madrid envió ayer varios técnicos a inspeccionar la residencia de ancianos El Gasco, situada en Torrelodones, lugar al que, según fuentes de la consejería, han sido trasladados 11 ancianos procedentes de otra residencia, El Refugio, en Las Rozas, clausurada por el Ayuntamiento. Los ancianos fueron conducidos el miércoles a una segunda residencia de Alcobendas, de donde también tuvieron que salir por la irregular situación legal del establecimiento.

En tres días, los 11 ancianos han vivido una molesta odisea, que comenzó el miércoles, 11 de octubre, cuando el Ayuntamiento de Las Rozas ordenó la clausura de la residencia de ancianos El Refugio, que en ese momento albergaba a 22 ancianos. La propietaria, Amor Rodríguez Reina, se encargó personalmente de trasladar a 11 de ellos a una segunda residencia, instalada en Alcobendas No se sabe donde fueron a parar los restantes ancianos, según informó una portavoz del Ayuntamiento de Las Rozas.El traslado se efectuó el mismo miércoles. En varias tandas, los ancianos fueron llevados a la residencia Juan X-XIII, de Alcobendas, como solución de urgencia, y se encontraron con la sorpresa de que el establecimiento estaba en obras. El jueves se supo que la Juan XXIII tenía también orden de clausura dictada por el Ayuntamiento de la localidad, por no tener ni licencia de apertura ni para efectuar las obras de rehabilitación.

El viernes, los ancianos son trasladados de nuevo a una tercera residencia, ésta en Torrelodones, situada en el interior de una gran finca llamada El Gasco. La directora de la primera residencia, Amor Rodríguez, afirmó a este periódico el pasado jueves que el traslado a Alcobendas se había hecho con conocimiento de los familiares.

Inspección médica

Ayer, fuentes de la Consejería, de Integración Social anunciaron que sus funcionarios habían hecho una primera inspección, de la que se desprendía que la residencia de Torrelodones no reúne condiciones arquitectónicas adecuadas. Hoy habrá una segunda inspección a cargo de un arquitecto de la consejería y del arquitecto municipal.La directora de la residencia de El Gasco, Isabel Moreno, no quiso hacer declaraciones. En tono desabrido, sólo aseguró que los 11 ancianos de Las Rozas no se encontraban allí -en contra de lo que informó la Comunidad-, y se negó a facilitar cualquier otra información. Ante la insistencia por saber si los ancianos están allí o no, y las preguntas relativas al tiempo que lleva abierta la residencia y si cuenta con licencia de apertura, la directora se negó a hablar afirmando que eso son cosas particulares de las que no tengo que dar explicaciones", informa Luis Esteban.

Otras fuentes aseguraron a este periódico que la residencia de Torrelodones lleva funcionando, al menos cuatro años. Al parecer, el Ayuntamiento ha encargado una inspección médica.

Por su parte, el alcalde de Torrelodones, el independiente Mario Mingo, tampoco quiso dar su opinión sobre la situación legal y asistencial en la que se encuentra la residencia El Gasco. Mingo sólo afirmó que había pedido informes específicos a la Concejalía de Acción Social y al jefe local de Sanidad, y que estaba a la espera de recibirlos.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana