ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 14 de octubre de 1989
Crítica:MÚSICA CLÁSICA

Los músicos de la Revolución

Les Arts Florissants, conjunto vocal-instrumental que dirige William Christie, se apuntó un éxito en el Festival de Otoño con sus músicas de la Revolución francesa. Salvo Cherubini -y mínimamente Grètry- no es habitual en los programas el repertorio de los que podríamos denominar "músicos de la Revolución": Gossec, Mehul, Luesuer, Gaveaux y tantos otros.El interés de la sesión del miércoles en el Auditorio residía en escuchar pentagramas directa e inmediatamente puestos al servicio de la causa, paginas que, en su momento, cobraban valor de arengas patrióticas, a pesar de que, en muchos casos, presentasen un talante más bien amable. Así, la Ofrenda a la libertad, sobre La Marsellesa, el Himno al ser supremo y la más ambiciosa El triunfo de la República, todas de François-Joseph Gossec (1734-1829), el Himno fúnebre por el mariscal Hoch, de Cherubini (1760-1842) o Le chant de dèpart, de Etienne-Nicolas Mehul (1763-1817). De todo ese repertorio permanece viva y con poder internacional de convocatoria La Marsellesa, de Rouget de L'Isle (1760-1836), compuesta en 1792. La verdadera y más trascendente influencia de la Revolución en la música se opera en otro plano y con menor inmediatez. Basta citar el nombre de Beethoven. El concierto, algo distinto, resultó muy del agrado de la asistencia.

Festival de Otoño

Concierto conmemorativo del bicentenario de la Revolución Francesa. Les Arts Florissants. Director W. Christie. Obras de Gossec, Mehul y Cherubini.Auditorio Nacional, 11 de octubre.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana