Selecciona Edición
Iniciar sesión

Alejandro Romay, de locutor a dueño

Alejandro Argentino Saúl Romay, propietario del Canal 9 de televisión de Buenos Aires, el de mayor audiencia de Argentina, y futuro consejero delegado de Tele 16, considera que la televisión privada debe entretener y la estatal educar.Romay inició su carrera como locutor de una radio en Tucumán, en los años 40, y su irresistible ascensión le llevó hasta la propiedad del Canal 9. La fórmula del éxito de su emisora parece muy simple y algunos la llaman "las dos eses", sexo y sensación. Lo que se define como "sexo" en Argentina resulta casi un programa infantil en otras latitudes, pero no cabe duda de que el Canal 9 ha conseguido crear sensación y convertir los telediarios en auténticos recitales de sangre.

En una entrevista, Romay expuso su tesis de que la televisión pública debe encargarse de la cultura y dejar a la privada la misión de entretener. Este empresario no responde a los cánones habituales del propietario de un canal europeo. Romay interviene en los programas y él mismo presento el Nuevediario, el principal telediario de su canal, durante varios meses. Todavía el pasado domingo, Romay dirigió el programa de la noche electoral en Canal 9.

Romay puso a toda su redacción en pie el domingo para ovacionar al candidato vencedor en las elecciones, el peronista Carlos Menem, que estaba conectado al otro lado de la pantalla.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de mayo de 1989