ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

jueves, 9 de marzo de 1989

Un vecino de Lugo mata a 7 personas antes de suicidarse

  • El homicida causó heridas de gravedad a otras siete
Santiago de Compostela 9 MAR 1989

El labrador Paulino Fernández Vázquez, de 64 años, vecino del municipio de Chantada (Lugo), asesinó ayer a siete personas e hirió a otras siete antes de perecer calcinado en su propia vivienda que él había incendiado. De los siete heridos, tres se encuentran en estado muy grave y uno fue dado de alta a última hora anoche. Se desconocen los móviles que empujaron a Paulino Fernández a atacar a todas las personas que le salieron al paso con un cuchillo de grandes dimensiones, como los que habitualmente se utilizan en las matanzas de cerdos.

Paulino Fernández, casado sin hijos, almorzó ayer con su hermano sin mostrar ningún síntoma de anormalidad. Por causas que se desconocen a las 15.30 horas salió de su casa y sin mediar motivo aparente atacó a un convecino con un cuchillo de matanza, en la aldea de Ada Surribas, en la únicamente residen cuatro familias. Posteriormente se dirigió a pie a los lugares Queizán Davila y Queizán de Carballo, distantes de su domicilio unos dos kilómetros, y siguió acuchillando a todo aquel que encontró en el camino, informa Ana Peón.

Horas antes, por la mañana, había acudido al ayuntamiento donde consiguió entrevistarse personalmente con el alcalde, Sergio Vázquez Yebra. Según relato Vázquez Yebra Paulino se mostraba muy nervioso e insistía en que le fuese reconocida su propiedad sobre varias fincas heredadas que él temía que le fuesen arrebatadas por algunos de sus convecinos. El alcalde, señaló que ya hace 15 días había matenido una conversación similar con el agresor.

El resultado fue siete muertos, algunos de ellos familiares suyos, y otros siete heridos, tres de ellos graves. Los fallecidos son Avelina Moues Soengas, de 67 años; Emilio Ramos Blanco, de 66; José Lago García, su esposa Claudia Sanmartín Ledo, la hermana de ésta, Aurora, y Maximino Saa Sánchez. En el hospital de Monforte de Lemos está ingresado en estado muy grave Amador Vázquez Pereira, de 43 años, y en estado menos grave Manuel Fernández Moure, de 64, y Francisco Quintana, de 20.

La madre de éste último, Milagros Saa, de 43, fue dada de alta a última hora de ayer. En el hospital de Monforte fue atendido también Raúl López Vázquez, que posteriormente fue trasladado al hospital Juan Canalejo de La Coruña en estado muy grave con un traumatismo cranoencefálico. También en estado de extrema gravedad se encuentra José Gamallo Ramos, de 36 años, propietario de un conocido restaurante en Chantada e ingresado en la residencia sanitaria de Orense. Javier Cuñarro Arjiz, de 57 años, permanece ingresado en el hospital de Lugo, en estado menos grave.

Pánico en la comarca

El cadáver de Paulino Fernández fue encontrado a media tarde en su domicilio, completamente irreconocible, al quedar carbonizado después de que el autor de la matanza incendiase la vivienda. Mientras no se comprobó que el cadáver encontrado era el Paulino Fernández, en toda la comarca próxima al lugar de los hechos se vivieron situaciones de auténtico pánico. En el centro de la localidad de Chantada, a 18 kilómetros del lugar de los hechos, los habitantes se encerraron en sus casas. Según declaraciones de los vecinos, algunas madres salieron desesperadas de sus domicilios para buscar a sus hijos ante el temor de que el asesino continuase aún suelto.

De las declaraciones de sus convecinos se desprende que el autor de la matanza se mostraba últimamente nervioso tras recibir algunos terrenos en herencia de familiares de Latinoamérica. De hecho algunos testigos afirman que Paulíno pudo haber protagonizado una riña con algunos convecinos por un problema de riego de tierras.

Javier Cuñarro Argiz, de 57 años, que está ingresado en el hospital Xeral de Lugo, declaró que encontró al agresor por la calle completamente ensangrentado y que sin más se avalanzó sobre él con el cuchillo advirtiéndole "tú también te vas a ir". Javier Cuñarro también narró que la esposa de Paulino Fernández, que está casi ciega, consiguió huir de su domicilio en compañía del hermano del homicida y avisó a la Guardia Civil de Chantada.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana