ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

jueves, 2 de junio de 1988

Central y Banesto descartan una fusión inmediata de sus aseguradoras

  • Aprobados los nombramientos de Abelló y Pujol al frente de La Unión y El Fénix

La Unión y El Fénix, la aseguradora controlada en un 51% por el Banco Español de Crédito (Banesto), iniciará una etapa de reestructuración una vez concretada la renovación de su staff directivo con la entrada de Felipe Pujol como consejero delegado. La redefinición de la estrategia de negocios de la aseguradora habrá de sintonizar con la política de "servicios financieros" diseñada desde el banco. El proceso de concentración de activos iniciado entre el propio Banesto y el Banco Central, por otra parte, no tendrá una traducción inmediata en el sector de seguros; Banesto ha preferido dar "tiempo al tiempo".

El consejo de administración de La Unión y El Fénix aprobó ayer el relevo de Jaime Argüelles, presidente de la sociedad durante más de tres décadas, y su relevo por el vicepresidente de Banesto, Juan Abelló, "inteligente, jóven y que tiene cuanto es necesario para llevar a esta compañía al éxito", según la elegante referencia del propio Argüelles.El consejo dio luz verde igualmente a los nombramientos de Felipe Pujol como consejero delegado y el de Hilario Hernández como secretario del consejo. Mario Conde accedió al consejo de la aseguradora, tal como estaba previsto. Una vez aprobada la ampliación en 3 del número de sus integrantes hasta un máximo de 18 está prevista la incorporación de nuevos consejeros en las próximas semanas.

Con ello, queda cerrado el proceso de trasvase de poder en la Unión y El Fénix, cuyo control por parte de los flamantes responsables de Banesto quedó zanjado con la oferta pública de adquisición de acciones (OPA)sobre las sociedades de cartera del propio banco, y "se inicia una nueva etapa en la historia de La Unión y El Fénix", según las palabras de despedida de Argüelles.

Felipe Pujol, artífice del reflotamiento de La Estrella y la persona que más sabe sobre seguros entre los nuevos en la sociedad, deberá reconducir el negocio de la Unión y El Fénix haciéndolo sintonizar con la estrategia de Banesto, centrada en lograr un grupo financiero como eje organizativo en el que se integren los servicios prestados desde diferentes flancos.

La Unión y El Fénix, tradicional número uno del sector, obtuvo al cierre de 1987 unos beneficios netos de 3.076 millones de pesetas, mejorando ostensiblemente sus resultados pese a haber sufrido una fuerte caída en la contratación de primas.

Los nuevos responsables del staff de la aseguradora habrán de familiarizarse con los entresijos de la sociedad, que no realiza auditoría externa, que es propietaria de una multimillonaria cartera de valores y que posee uno de los principales patrimonios inmobiliarios del país. "No es un elefante dormido", señaló ayer Argúelles ante el 65% de su accionariado, refiriéndose a la sociedad que en los últimos años ha mostrado una menor agresividad que sus competidores. La posible incidencia del proceso de fusión Banesto-Central en el sector de seguros no fue aludida ayer en la junta general ni en la posterior reunión del consejo.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana