ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

jueves, 31 de marzo de 1988
CRISIS EN TORNO AL CANAL

Los 120 bancos extranjeros en Panamá negocian su reapertura en una semana

  • Ninguna entidad española está en peligro de quiebra

Los gerentes de los 120 bancos con sucursales en Panamá negocian con las autoridades un acuerdo que permita en los próximos días el reinicio de algunas actividades y, posiblemente, la apertura al público en el plazo de una semana. Fuentes bancarias aseguran, por otra parte, que ninguno de los bancos españoles establecidos en Panamá está amenazado por la quiebra como consecuencia de la crisis política desatada en ese país. Las mismas fuentes afirman que los extranjeros con depósitos o cuentas corrientes en bancos con sede en Panamá podrán disponer libremente de su dinero a partir de la próxima semana.

Este principio de acuerdo, unido a la apertura ayer de los supermercados y de algunos otros pequeños comercios, concede oxígeno al general Manuel Antonio Noriega, que el martes solicitó el apoyo de América Latina para resistir la presión a que está sien do sometido por parte de Esta dos Unidos y de la oposición intemapara que abandone el po der. "¡Panamá, hoy, o Latino américa se va al carajo!", dijo Noriega al clausurar una reunión de solidaridad con Panamá en la que han participado minúsculos partidos de pequeños países cari beflos, comisiones de segundo ni vel de Centroamérica y una más digna representación de Cuba y Nicaragua.La Comisión Bancaria, la máxima autoridad panameña en esa materia, ha dado permiso a los bancos extranjeros para que hagan uso, de acuerdo a sus necesidad, de las cuentas abiertas por clientes extranjeros. Cualquiera, pues, que, por desconfianza con la situación política panameña, quiera trasladar su dinero a otras cuentas fuera de este país podrá legalmente hacerlo a partir de la próxima semana. Algunos bancos han empezado ya a abrir sucursales dependientes de Panamá en Bahamas o Caimán para facilitar esas operaciones.

Fuentes bancarias españolas aseguran que sus instituciones pueden hacer frente a todas las solicitudes de transferencias que se presenten sin riesgo de quiebra. En Panamá operan con volumenes importantes los bancos Exterior, Iberoamérica (del grupo del Atlántico), Santander, Central y Bilbao. La mayoría de sus depositantes son latinoamericanos, pero cuentan también con depósitos de españoles residenteis en Panamá y en su país.

Las medidas para las cuentas extranjeras son una parte de las que tendrán que tomarse para permitir el reinicio de las actividades bancarias. La apertura total de los bancos, según fuentes de las mismas instituciones, no podrá realizarse antes de una semana, pero ya han sido anunciadas las restricciones que se aplicarán para las cuentas de los residentes en Panamá.

Básicamente se ha congelado el 75% de todas las cuentas y se ha fijado como cantidad tope de disponibilidad para sus titulares 10.000 dólares (poco más de un millón de pesetas). Los banqueros reconocen que la reapertura de los bancos, al menos de los extranjeros, supondría un respiro para el Gobierno, acuciado, pese a todo, por la falta de efectivo para pagar a los 15.000 militares y el resto de los 150.000 empleados públicos.

El terreno de la negociación

En el orden político, la crisis, en el inicio de la festividad de Semana Santa, parece entrar en el terreno que quería Noriega: el de la negociación.

En los dos próximos meses se cumplen dos fechas significativas: los 25 años del ingreso de Noriega en las fuerzas armadas y el quinto aniversario de su permanencia en la comandancia. Ambas son, a juicio de observadores, ocasiones para que el general abandone el cargo -Carlos Andrés Perez dijo el martes que Noriega le prometió dejar el poder en mayo- si se consigue poner en marcha la negociación propiciada por el Gobierno, respaldada por la Iglesia católica, consentida por algunas fuerzas de oposición y rechazada por Estados Unidos y la Cruzada Civilista, la principal organización promotora de las protestas de los diez últimos meses.

[Tres grandes cadenas dé supermercados reabrieron ayer sus puertas y algunos comercios se unieron a esa decisión, aunque la mayoría permanecieron cerrados. Fuentes de la Cruzada Civilista dijeron que continuarán la huelga contra el general Noriega, a pesar de la reapertura de los supermercados, que afirmaron se realizó "bajo presión", informa Reuter].

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana