ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

jueves, 7 de enero de 1988

La crisis del petróleo provocó en 1987 el cierre de numerosos pequeños bancos de EE UU

Washington 7 ENE 1988

Un número récord de bancos de Estados Unidos, la mayoría de ellos pequeños y situados en Estados petroleros, se declaró en quiebra durante 1987, según anunció el martes William Seidman, presidente del FDIC, el organismo federal encargado de controlar los depósitos bancarios.El FDIC registró durante 1987 el cierre de 184 establecimientos bancarios de los 14.000 en los cuales se encarga de asegurar depósitos. Ha sido el peor año desde la depresión, reveló el portavoz de esta agencia federal. En 1986, 138 bancos cerraron sus ventanillas en EE UU. Y el número de quiebras fue de 120 en 1985, 79 en 1984, 48 en 1983 y 42 en 1982.

Un total de 95 bancos de los 184 que cerraron su negocio el pasado año se encuentran en tres Estados que aún sufren los efectos de la crisis petrolera de 1986. Texas fue el Estado que ha acusado con mayor dureza la crisis, ya que 50 de sus bancos se declararon en quiebra el pasado año, seguido por los Estados de Oklahoma y Louisiana, con 31 y 14 cierres, respectivamente. "Esperamos para 1988 una ligera disminución del número de quiebras bancarias", declaró Seidman.

A principios de 1986, los precios del petróleo se hundieron. El barril de crudo del tipo West Texas Intermediate cayó desde 28 dólares a menos de 10 dólares, para estabilizarse luego en un precio medio de 15 dólares el barril. Últimamente, el precio del barril de crudo se ha mantenido cerca de los 18 dólares.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana