ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

lunes, 23 de noviembre de 1987

Detenido el narcotraficante colombiano Jorge Luis Ochoa

  • EE UU tiene solicitada su extradición

Jorge Luis Ochoa, uno de los grandes capos de la mafia colombiana y uno de los hombres más buscados por la justicia, fue detenido el sábado por la tarde cuando viajaba en un lujoso automóvil. Su captura, según datos oficiales, fue casual. Un policía lo reconoció en un control rutinario, cerca de Palmira, una población al suroeste del país. Extraoficialmente se dice que una llamada anónima alertó a la policía sobre la identidad del pasajero del elegante coche deportivo blanco.

Ochoa, de 38 años, es considerado por las autoridades norteamericanas como jefe del tristemente famoso cártel de Medellín y, por tanto, el responsable de introducir el 80% de la cocaína que se consume en Estados Unidos Washington solicitó su extradición a raíz de la apertura de uno de los múltiples procesos que se le siguen en Estados Unidos concretamente por introducir cocaína en ese país a través de Nicaragua.Recientemente, el Congreso norteamericano ofreció medio millón de dólares a quien suministrara datos sobre el paradero del narcotraficante colombiano, al que algunas revistas especializadas califican como uno de los 10 hombres más ricos del mundo.

Ochoa es jefe del clan Ochoa, formado por su padre, Fabio, un criador de caballos, y sus hermanos Fabio y Juan David. Se hicieron famosos en Colombia hace unos años cuando crearon el MAS (Muerte a los Secuestradores) a raíz del secuestro de su hermana Marta Nieves por un comando del M-19. Marta Nieves fue devuelta sin que ellos tuvieran que pagar un solo peso por su rescate.En 1985, Jorge Luis Ochoa fue detenido en Madrid, en compañía de Gilberto Rodríguez, otro de los grandes de la mafia colombiana. Después de una larga batalla judicial se negó la extradición de los colombianos a Estados Unidos. Los detenidos fueron entregados a las autoridades de su país. A Ochoa lo esperaba un juicio por delito de contrabando de toros de lidia y falsedad de documentos. Veinte días después quedó en libertad tras pagar dos millones de pesos de fianza (alrededor de un millón de pesetas). Sin embargo, el acusado incumplió la disposición judicial de presentarse cada 15 días ante el juzgado, por lo que se le declaró reo de la justicia y desde hace 15 meses era buscado por las autoridades.

Desde 1984 está buscado por la justicia norteamericana, pero en este momento el tratado de extradición con ese país no tiene validez en Colombia.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana