ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

miércoles, 7 de octubre de 1987

Los grandes 'capos' del narcotráfico, indiferentes ante el juicio de Lehder

Carlos Lehder Rivas está de capa caída dentro de la Mafia colombiana. Esto es lo que parece indicar la total indiferencia que han mostrado los grandes capos del negocio del narcotráfico ante el juicio contra Lehder en Estados Unidos.Ni los Ochoa, ni los Rodríguez, ni Pablo Escobar, ni el resto de los integrantes del llamado cartel de Medellín han manifestado preocupación por la suerte de su ex compañero de negocios. Y es extraño. La Mafia, a través de boletines enviados a la Prensa, a través de hojas volantes o de otros medios, hace saber lo que piensa cuando algo le importa. En esta oportunidad el silencio ha sido total.

En Colombia, el juicio contra Lehder no es más que una noticia que llega a través de las agencias internacionales. El hecho no ha perturbado para nada el negocio de la droga, ni ha subido ni bajado el precio de la cocaína, ni ha subido ni bajado el valor del dólar en el mercado negro.

En Medellín crece día a día la idea de que Carlos Lehder es un chivo expiatorio, y que fueron sus propios compañeros quienes lo delataron. Desde el 4 de febrero, fecha en que fue detenido junto a 17 muchachos en una finca cercana a Medellín, se empezó a rumorear que la Mafia estaba dividida, y que uno de los bandos había suministrado los datos que ayudaron a la captura de Lehder.

Las razones que se dieron para la supuesta división son muchas: que Lehder se estaba inmiscuyendo en el negocio del crack en Miami o que había asesinado al guardaespaldas favorito de Pablo Escobar, por lo que la delación fue su castigo. Otros fueron más allá y aseguraron que la Mafia había decidido sacrificar a Lehder porque estaba cansada de él, de sus escándalos y de sus declaraciones.

Delatado o no, lo cierto es que mientras Lehder se encuentra en manos de la justicia norteamericana y afronta la posibilidad de una condena de más de 30 años, la suerte ha sido favorable, en los últimos meses, para el resto de los grandes capos de la Mafia colombiana. En junio, tras estar durante meses en la cuerda floja, fue declarado inconstitucional el tratado de extradición firmado en 1979 con Estados Unidos. Al quedar sin fundamento jurídico este acuerdo, fueron revocados más de 70 autos de detención contra personas implicadas en el narcotráfico. De los 14 colombianos que fueron extraditados a Estados Unidos, sólo Lehder está catalogado como uno de los grandes del negocio de la droga.

Una gran fortuna

Jorge Luis Ochoa, a quien Estados Unidos acusa de ser uno de los principales narcotraficantes del mundo (su fortuna se calcula en unos 2.000 millones de dólares, equivalente a unos 500.000 millones de pesetas), goza hoy de libertad. El año pasado, un mes después de haber llegado de España, en donde tras un largo proceso se decidió su extradición a Colombia, negando la solicitud de EE UU, un juzgado de Cartagena (Colombia) lo declaró libre de toda culpa.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana